El caso Bianchi, una enseñanza para los ejecutivos: ¿su receta de liderazgo quedó vieja para dirigir a la nueva generación?

Bianchi

La vuelta del “Virrey” a Boca despertó una gran expectativa. Sin embargo, los resultados no vienen siendo los esperados. Al igual que sucede en las empresas, un historial de hazañas no garantiza el éxito a futuro.Expertos destacan la importancia de contar con flexibilidad para saber cambiar a tiempo

Fuente: iprofesional

Por Cecilia Novoa

En su carrera como director técnico, el éxito fue un denominador común de todas sus campañas. Tanto en las temporadas que Carlos Bianchi lideró en Vélez Sarsfield como en Boca Juniors las victorias y las copas -locales e internacionales- estuvieron a la orden del día.

Gracias a su historial de hazañas, su “fórmula probada”, su transparencia y conducta incuestionable, el “Virrey” se convirtió en ídolo indiscutido de todos los hinchas de Boca y en una de las personalidades más respetadas del fútbol argentino.

De hecho, cada vez que un DT renunciaba o finalizaba su contrato con la institución de la ribera, él aparecía en carpeta. Sin embargo, optaba por rechazar todas los ofrecimientos. Hasta diciembre de 2012.

A fines del año pasado y tras escuchar el reclamo de los hinchas, el presidente del club, Daniel Angelici, no le renovó el contrato a Julio Falcioni y fue en búsqueda del retorno del entrenador más exitoso de la historia xeneize, quien finalmente aceptó la propuesta e inició, el pasado 5 de enero, su tercer ciclo en la institución.

Por entonces, la situación interna del equipo era sumamente compleja y Bianchi aparecía como el “gran salvador”. Es que, tal como sostienen los especialistas en management, en contextos de crisis y rupturas, lo recomendable es apostar por un líder carismático, fuerte e incuestionable al que, incluso, se le “perdonan” las primeras derrotas.
Pero, al menos por ahora, los resultados no son los esperados. En los 28 partidos que lleva al frente del equipo, el “Virrey” acumula 10 derrotas (entre ellas, la de los cuartos de final de la Copa Libertadores), 11 empates, y apenas 7 victorias.
Claramente, el éxito pasado no garantiza el éxito futuro. Y lo que hoy le sucede a Bianchi también ocurre en el ámbito de las empresas. Cuando un ejecutivo con una carrera impecable y alta efectividad de resultados se cambia a otro proyecto o se reinserta en el mercado después de un período de ausencia, no tiene, en absoluto, la gestión asegurada.

Gabriel Aramouni, director del Centro de Educación Empresaria (CEE) de la Universidad de San Andrés (UdeSA), cree que el CEO o líder tiene que ser muy prudente al momento de decidir volver a la “cancha” porque los riesgos son muy altos, al igual que el nivel de exposición,  y la expectativa generada por los stakeholders es “terrible”.

En el caso de Bianchi, el académico considera que su regreso no estuvo movido por una cuestión monetaria ni por la necesidad de lograr una mayor trascendencia, sino que “quiso darse una oportunidad de atender a un reclamo porque entendió que podía hacer un aporte, ya que lo mueve más la pasión que el interés.”

Según Patricia Bargués, socia de Mition, consultora dedicada al coaching organizacional, un retiro prolongado de la actividad es como un “congelamiento”: la vida en las organizaciones cambia velozmente, y un regreso muchas veces encuentra a los managers fuera del entrenamiento del día a día y apegados a éxitos pasados.

Además, continúa Bargués, alguien que ha sido muy exitoso en sus gestiones anteriores, está sometido a una fuerte presión por estar a la altura de las expectativas que genera tanto en los demás como en sí mismo.

Andrés Hatum, profesor del IAE y experto en liderazgo, hace hincapié en que si bien Bianchi se había ido de Boca como un ídolo, ahora volvió pero ni el equipo ni la dirigencia es la misma de cuando él se había retirado.

En este sentido, el académico apunta que “cuando un DT o un gerente van trabajando y moldeando a un grupo, este va tomando una fisonomía que se adapta a lo que ellos buscan como líderes”.

Sin embargo, advierte Hatum, como el “Virrey” se vio ante el desafío de conseguir resultados muy rápidos con un equipo que ya estaba formado y que no era lo que él hubiese querido, “las posibilidades que le vaya mal son altas”.

Estas situaciones, asegura el profesor del IAE, se dan a menudo en el mundo corporativo: “Muchas veces, las compañías contratan a un profesional que viene teniendo una carrera sumamente exitosa y, cuando en el nuevo lugar no alcanza las metas esperadas, no entienden porqué.”

Según Hatum, lo recomendable en estos casos es contratar al “ejecutivo estrella” con todo su equipo. “Con la ida de una persona a otro tipo de organización hay muchas posibilidades de que le vaya mal y, llevándole a la gente con la que él está acostumbrado a trabajar, las probabilidades de fracaso disminuyen considerablemente.”

Más allá del tipo de organización, para que a un líder le vaya bien es necesario que transite por distintos aprendizajes que incluyen una inducción a la cultura, al lugar y al equipo. Cuando estos no suceden por falta de tiempo, está en problemas.

“Eso fue lo que le pasó a Bianchi. En sus gestiones anteriores como DT de Boca, fue formando a los equipos. En cambio, ahora no está llegando a la performance esperada porque tampoco tuvo tiempo de dar los otros pasos. Es, en definitiva, una consecuencia del cortoplacismo“, apunta el experto en liderazgo.

¿Éxito o fracaso?

Con semejante historial de conquistas en sus espaldas y los magros resultados conseguidos hasta el momento en su tercer período, la pregunta que surge es si en la actual gestión Bianchi está fracasando.

Para responder a esta consulta, Aramouni, de UdeSA, sugiere definir con claridad las expectativas. “Si la medida del éxito solo estuviera estipulada en el corto plazo, relacionada con la obtención de un campeonato, Bianchi, al igual que un ejecutivo que no logre resultados inmediatos, estaría fracasando”, explica.

No obstante, en su opinión, lo recomendable es medir el éxito a través del fruto que queda en forma sustentable.

“Bajo esa concepción, hay que evaluar si se está construyendo un equipo más sólido, más coherente y armónico entre si, con una cultura más competitiva, si se están mejorando los vínculos personales y reparando las divisiones y rencillas anteriores, y si está logrando una mejor relación con los stakeholders o grupos de interés”, propone el académico.

Y completa: “Si la respuesta a estas cuestiones es afirmativa, entonces Bianchi no estaría fracasando sino que está ejerciendo determinadas instancias de un proceso de reconversión hasta encontrar el verdadero equipo que pueda salir a la cancha en forma triunfadora.”

Y, en este sentido, tanto Bianchi como un buen conductor de empresa, debería ser evaluado a la luz de los resultados de fondo, de los frutos, en vez de hacerlo en base a si ganó o no una determinada cantidad de partidos.

Otro aspecto a tener en cuenta es si el líder cuenta o no con la aprobación de los stakeholders: la hinchada, los dirigentes y los periodistas, en el caso de un DT; y los empleados, los entes reguladores, los accionistas y los consumidores, entre otros, cuando se trata de un CEO. Según Aramouni, pese a las derrotas, Bianchi cuenta con el apoyo de todos los grupos de interés.

Su “manual” de liderazgo ¿quedó viejo?

De acuerdo a Hatum, del IAE, hoy en las organizaciones los líderes deben estar muy abiertos y escuchar a la nueva generación.
“Te tomaste vacaciones por diez años, estabas acostumbrado a liderar a la Generación X, volvés y te encontrás con que la mitad del equipo es Generación Y, lo cual es un shock muy grande porque tenés que tener otras características en tu estilo de liderazgo, tenés que estar más abierto, ser más participativo y receptivo, y dar más feedback”, describe el experto el liderazgo.

Y añade que la posibilidad de superarlo depende de cuan adaptable y flexible es la persona para cambiar a tiempo, lo cual muchas veces es difícil porque el exitoso tiende a  apegarse fuertemente a “su manera de hacer las cosas”.

Tanto en Boca como en la mayoría de las organizaciones, hoy hay una gran preponderancia de Generación Y.  “Para los líderes Baby Boomers, como Bianchi, suele resultar difícil la comunicación con ellos, se generan muchos prejuicios y pensamientos tóxicos en unos y otros que, si no son trabajados, envenenan la relación líder- liderados y generan  explosiones cada tanto, que no hacen más que dañar cada día más al equipo”, advierte Bargués desde Mition.
Aramouni, en tanto, cree que la “receta” o modelo de liderazgo del DT pudo haber quedado desactualizada para los tiempos que corren.

“Habría que ver si su modelo mental de conducción está a tono con el nuevo equipo y centrarse en la cualidad que debiera tener para poder ejercer el rol, que es la flexibilidad y la capacidad de innovar el ejercicio del liderazgo”, apunta el académico.

Tal como explica el director del CEE, “el liderazgo es una virtud o un talento que está en continua construcción. No es que alguien que fue líder hace dos años ahora lo sigue siendo. Puede tener autoridad, basada en el antecedente del éxito previo, pero su liderazgo debe revalidarse porque es capaz de adaptarse a nuevos entornos y de lidiar con nuevos problemas.”

Y, acá, concluye Aramouni, es donde es posible que Bianchi esté padeciendo un problema de falta de flexibilidad de sus modelos de conducción porque, efectivamente, han cambiando las reglas de juego.

Lanzan la primera pantalla inteligente que ayuda a corregir la postura frente a la PC

El producto, de Philips, incorpora un sensor para sentir y medir el comportamiento del usuario. Es capaz de avisarle sobre cuál es la posición más adecuada para estar frente a la PC o cual es la distancia óptima para una correcta visión. También anuncia cuando es el mejor momento de descansar

Imagen

La compañía Philips lanzó Ergosensor, la primera pantalla inteligente capaz de aconsejar al usuario acerca de cómo sentarse en una postura correcta, junto con otra serie de características a favor de la productividad y la salud del trabajador frente a la pantalla de la computadora.

El tiempo que los usuarios pasan delante de las PC, bien por trabajo o bien por entretenimiento, puede pasarles factura. Las malas posturas que se adoptan o los largos periodos de exposición delante de la pantalla sin descanso son las principales causas de dolores de espalda y de ojos en los usuarios, señala un cable de la agencia Europa Press (EP).

Pero la compañía Philips encontró la manera de hacer que las largas horas que los usuarios pasan delante de las computadoras afecten lo menos posible a su salud, consigna EP.

La pantalla, de 24 pulgadas, incorpora un sensor para sentir y medir el comportamiento del usuario. Es capaz de avisar al usuario sobre cuál es la postura más adecuada para estar frente al ordenador o cual es la distancia óptima para una correcta visión.

El sensor también aconseja cuando es el momento de descansar de la pantalla y corrige el ángulo del cuello.

Además, mientras el usuario esté alejado de la pantalla, el monitor se dará cuenta de que no hay nadie y se apagará automáticamente, permitiendo así ahorrar hasta un 80% de energía. Incluso si se quiere rebajar el consumo a cero vatios, es posible tan solo pulsando un botón.

Otra de las novedades de esta pantalla es la tecnología SmartImage, que permite analizar el contenido que se muestra en la pantalla para optimizar su reproducción. El usuario puede elegir entre varios modos, como el Office, imagen, película, juego etc. Basándose en la selección, se optimizará el contraste, la saturación o el brillo entre otros.

Fuente: iprofesional

Ergonomía: orden y la limpieza en el lugar de trabajo para mejorar las condiciones ergonómicas

El orden y la limpieza nos permiten trabajar más cómodos, minimizar los tiempos de búsqueda y evitar movimientos inútiles. Analizado de esta forma el orden y la limpieza es un prerrequisito para la mejora de la ergonomía en el puesto de trabajo.

5 sencillos pasos para lograr orden y limpieza

Paso 1, primer día: retirar del puesto de trabajo los elementos que no son necesarios.

Lema: “Eliminar lo que no nos sirve, devolver lo que no nos pertenece”

Paso 2, segundo día: ordenar los elementos que usamos, definir un lugar de fácil acceso para las que usamos más frecuentemente y un lugar más alejado para las que usamos esporádicamente.

Lema: “Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio”

Paso 3, tercer día: limpiar a fondo y desinfectar nuestro ambiente de trabajo.

Lema: “Hagamos de nuestro lugar de trabajo un ambiente limpio y saludable”

 Paso 4, cuarto día: mantener lo que logramos en los tres primeros pasos.

Lema: “Nuestro mejor aliado, la constancia en el propósito”

 Paso 5, quinto día: practicar el orden y la limpieza en todos los ámbitos en que actuamos (la casa, la escuela, el club, la plaza, etc.) y ayudemos a que otros nos acompañen en esta iniciativa.

Lema: “Compartamos con nuestros amigos los buenos hábitos”

 Hemos aplicado este sistema en muchas empresas y les aseguro que es sencillo y funciona.

Ing. Gustavo F. Cabeza gfcabeza@arnet.com.ar

EJERCICIOS ERGONÓMICOS – TRABAJO ESTÁTICO

El ser humano no ha sido concebido para permanecer en posiciones estáticas durante mucho tiempo.

El ser humano está hecho para el movimiento por lo que es necesario incorporarlo a la rutina general.

De las 16 horas que permanecemos despiertos, 8 estamos en nuestros puestos de trabajo, de ahí la importancia de que el puesto de trabajo nos permita estar en él de la forma más confortable posible.

Los músculos necesitan contraerse y relajarse para recibir oxígeno y nutrientes. Cuando permanecen estáticos se acumulan en ellos deshechos tóxicos que contribuyen a la fatiga.

Las lesiones más comunes en puestos sedentarios se dan en cuello y hombros. En las piernas disminuye el retorno venoso, que puede producir molestias.

Es importante integrar movimientos al trabajo estático, por ejemplo, levantarse de la silla y caminar; además de mantener un perfecto ajuste del entorno laboral.

Para los puestos administrativos se recomiendan los ejercicios que muestra este video para evitar lesiones posturales.

Ing. Gustavo F. Cabeza – gfcabeza@gmail.com

ERGONOMÍA: CIENCIA AL SERVICIO DEL TRABAJADOR

 Te invito a ver este video muy interesante sobre la importancia de la ergonomía en el puesto de trabajo.

 Analiza tu puesto de trabajo desde el punto de vista de la ergonomía y determina mejoras para evitar lesiones posturales.

 Luego de ver el video recorre los lugares de trabajo y obsérvalos desde la óptica de la adaptación de los puestos de trabajo al trabajador.

 Es común observar en las empresas puestos de trabajo estandarizados asociados a trabajadores de diferente talla, escritorios cargados de materiales innecesarios y desordenados, sillas incómodas, sin apoyo de cinco puntos y sin regulación en altura.

 Enumera las anomalías y realiza las correcciones pertinentes.

 En muchas oportunidades se ha logrado una corrección ergonómica con sólo utilizar un par de tacos de madera para elevar la mesa de trabajo.

 Ing. Gustavo F. Cabeza – gfcabeza@gmail.com

ERGONOMÍA, DEFINICIÓN

Estudio biológico y tecnológico aplicado a los problemas de relación entre el hombre y el entorno laboral, que persigue la prevención de la fatiga mediante la adaptación del entorno al hombre.

Para entender un poco veamos este video.

Ing. Gustavo F. Cabeza / Consultor de empresas

EJERCICIOS ERGONÓMICOS PARA ANTES DE EMPEZAR A TRABAJAR

Es sabido que las empresas argentinas no realizan estudio ergonómico de los puestos de trabajo y el desarrollo y aplicación de actividades tendientes a evitar accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

En este video podemos ver que España ya ha comenzado a realizar una serie de tareas relacionadas con la ergonomía del puesto de trabajo.

En América del Sur Chile es el país que ha tomado la delantera en esta materia.

Las ART, a través de sus asesores en higiene y seguridad han comenzado a solicitar estudios ergonómicos en determinados puestos de trabajo, entre los que podemos citar a los conductores de autoelevadores, choferes de camiones, tareas con movimientos repetitivos y empleados administrativos que usan durante muchas horas las PVD (pantallas de visualización de datos)

Ing. Gustavo F. Cabeza / Consultor de empresas