La fuerza bruta de los trajes robóticos se mete en las fábricas

Fuente: La nación

La implementación de exoesqueletos suele estar relacionada con los tratamientos de rehabilitación, como se promocionó en la fallida presentación en
público de uno de estos trajes robóticos en la apertura del Mundial de Fútbol de Brasil. También suele ser la meta de muchos desarrollos militares,
que planean emular las prestaciones del equipamiento del film de ciencia ficción Iron Man.
Sin embargo, para la división industrial de la compañía surcoreana Daewoo, el futuro de los exoesqueletos están en las fábricas, con operarios como
cyborgs con una fuerza extraordinaria. Con 28 kilos de peso, el traje está formado por un complejo sistema hidráulico y eléctrico junto a una batería que le
da una autonomía de tres horas.
De esta forma, los operarios pueden manipular objetos de hasta 30 kilos con este prototipo, con un objetivo que apunta a una capacidad de carga de 100
kilos, dijo Gilwhoan Chu, el ingeniero responsable del proyecto, citado por New Scientist.
Aún cuando debe sortear diversos desafíos en cuanto a movilidad y desplazamiento en superficies resbaladizas, Daewoo apuesta por este traje robótico
para impulsar la automatización y la asistencia de los operadores en la construcción de buques portacontened

El caso Bianchi, una enseñanza para los ejecutivos: ¿su receta de liderazgo quedó vieja para dirigir a la nueva generación?

Bianchi

La vuelta del “Virrey” a Boca despertó una gran expectativa. Sin embargo, los resultados no vienen siendo los esperados. Al igual que sucede en las empresas, un historial de hazañas no garantiza el éxito a futuro.Expertos destacan la importancia de contar con flexibilidad para saber cambiar a tiempo

Fuente: iprofesional

Por Cecilia Novoa

En su carrera como director técnico, el éxito fue un denominador común de todas sus campañas. Tanto en las temporadas que Carlos Bianchi lideró en Vélez Sarsfield como en Boca Juniors las victorias y las copas -locales e internacionales- estuvieron a la orden del día.

Gracias a su historial de hazañas, su “fórmula probada”, su transparencia y conducta incuestionable, el “Virrey” se convirtió en ídolo indiscutido de todos los hinchas de Boca y en una de las personalidades más respetadas del fútbol argentino.

De hecho, cada vez que un DT renunciaba o finalizaba su contrato con la institución de la ribera, él aparecía en carpeta. Sin embargo, optaba por rechazar todas los ofrecimientos. Hasta diciembre de 2012.

A fines del año pasado y tras escuchar el reclamo de los hinchas, el presidente del club, Daniel Angelici, no le renovó el contrato a Julio Falcioni y fue en búsqueda del retorno del entrenador más exitoso de la historia xeneize, quien finalmente aceptó la propuesta e inició, el pasado 5 de enero, su tercer ciclo en la institución.

Por entonces, la situación interna del equipo era sumamente compleja y Bianchi aparecía como el “gran salvador”. Es que, tal como sostienen los especialistas en management, en contextos de crisis y rupturas, lo recomendable es apostar por un líder carismático, fuerte e incuestionable al que, incluso, se le “perdonan” las primeras derrotas.
Pero, al menos por ahora, los resultados no son los esperados. En los 28 partidos que lleva al frente del equipo, el “Virrey” acumula 10 derrotas (entre ellas, la de los cuartos de final de la Copa Libertadores), 11 empates, y apenas 7 victorias.
Claramente, el éxito pasado no garantiza el éxito futuro. Y lo que hoy le sucede a Bianchi también ocurre en el ámbito de las empresas. Cuando un ejecutivo con una carrera impecable y alta efectividad de resultados se cambia a otro proyecto o se reinserta en el mercado después de un período de ausencia, no tiene, en absoluto, la gestión asegurada.

Gabriel Aramouni, director del Centro de Educación Empresaria (CEE) de la Universidad de San Andrés (UdeSA), cree que el CEO o líder tiene que ser muy prudente al momento de decidir volver a la “cancha” porque los riesgos son muy altos, al igual que el nivel de exposición,  y la expectativa generada por los stakeholders es “terrible”.

En el caso de Bianchi, el académico considera que su regreso no estuvo movido por una cuestión monetaria ni por la necesidad de lograr una mayor trascendencia, sino que “quiso darse una oportunidad de atender a un reclamo porque entendió que podía hacer un aporte, ya que lo mueve más la pasión que el interés.”

Según Patricia Bargués, socia de Mition, consultora dedicada al coaching organizacional, un retiro prolongado de la actividad es como un “congelamiento”: la vida en las organizaciones cambia velozmente, y un regreso muchas veces encuentra a los managers fuera del entrenamiento del día a día y apegados a éxitos pasados.

Además, continúa Bargués, alguien que ha sido muy exitoso en sus gestiones anteriores, está sometido a una fuerte presión por estar a la altura de las expectativas que genera tanto en los demás como en sí mismo.

Andrés Hatum, profesor del IAE y experto en liderazgo, hace hincapié en que si bien Bianchi se había ido de Boca como un ídolo, ahora volvió pero ni el equipo ni la dirigencia es la misma de cuando él se había retirado.

En este sentido, el académico apunta que “cuando un DT o un gerente van trabajando y moldeando a un grupo, este va tomando una fisonomía que se adapta a lo que ellos buscan como líderes”.

Sin embargo, advierte Hatum, como el “Virrey” se vio ante el desafío de conseguir resultados muy rápidos con un equipo que ya estaba formado y que no era lo que él hubiese querido, “las posibilidades que le vaya mal son altas”.

Estas situaciones, asegura el profesor del IAE, se dan a menudo en el mundo corporativo: “Muchas veces, las compañías contratan a un profesional que viene teniendo una carrera sumamente exitosa y, cuando en el nuevo lugar no alcanza las metas esperadas, no entienden porqué.”

Según Hatum, lo recomendable en estos casos es contratar al “ejecutivo estrella” con todo su equipo. “Con la ida de una persona a otro tipo de organización hay muchas posibilidades de que le vaya mal y, llevándole a la gente con la que él está acostumbrado a trabajar, las probabilidades de fracaso disminuyen considerablemente.”

Más allá del tipo de organización, para que a un líder le vaya bien es necesario que transite por distintos aprendizajes que incluyen una inducción a la cultura, al lugar y al equipo. Cuando estos no suceden por falta de tiempo, está en problemas.

“Eso fue lo que le pasó a Bianchi. En sus gestiones anteriores como DT de Boca, fue formando a los equipos. En cambio, ahora no está llegando a la performance esperada porque tampoco tuvo tiempo de dar los otros pasos. Es, en definitiva, una consecuencia del cortoplacismo“, apunta el experto en liderazgo.

¿Éxito o fracaso?

Con semejante historial de conquistas en sus espaldas y los magros resultados conseguidos hasta el momento en su tercer período, la pregunta que surge es si en la actual gestión Bianchi está fracasando.

Para responder a esta consulta, Aramouni, de UdeSA, sugiere definir con claridad las expectativas. “Si la medida del éxito solo estuviera estipulada en el corto plazo, relacionada con la obtención de un campeonato, Bianchi, al igual que un ejecutivo que no logre resultados inmediatos, estaría fracasando”, explica.

No obstante, en su opinión, lo recomendable es medir el éxito a través del fruto que queda en forma sustentable.

“Bajo esa concepción, hay que evaluar si se está construyendo un equipo más sólido, más coherente y armónico entre si, con una cultura más competitiva, si se están mejorando los vínculos personales y reparando las divisiones y rencillas anteriores, y si está logrando una mejor relación con los stakeholders o grupos de interés”, propone el académico.

Y completa: “Si la respuesta a estas cuestiones es afirmativa, entonces Bianchi no estaría fracasando sino que está ejerciendo determinadas instancias de un proceso de reconversión hasta encontrar el verdadero equipo que pueda salir a la cancha en forma triunfadora.”

Y, en este sentido, tanto Bianchi como un buen conductor de empresa, debería ser evaluado a la luz de los resultados de fondo, de los frutos, en vez de hacerlo en base a si ganó o no una determinada cantidad de partidos.

Otro aspecto a tener en cuenta es si el líder cuenta o no con la aprobación de los stakeholders: la hinchada, los dirigentes y los periodistas, en el caso de un DT; y los empleados, los entes reguladores, los accionistas y los consumidores, entre otros, cuando se trata de un CEO. Según Aramouni, pese a las derrotas, Bianchi cuenta con el apoyo de todos los grupos de interés.

Su “manual” de liderazgo ¿quedó viejo?

De acuerdo a Hatum, del IAE, hoy en las organizaciones los líderes deben estar muy abiertos y escuchar a la nueva generación.
“Te tomaste vacaciones por diez años, estabas acostumbrado a liderar a la Generación X, volvés y te encontrás con que la mitad del equipo es Generación Y, lo cual es un shock muy grande porque tenés que tener otras características en tu estilo de liderazgo, tenés que estar más abierto, ser más participativo y receptivo, y dar más feedback”, describe el experto el liderazgo.

Y añade que la posibilidad de superarlo depende de cuan adaptable y flexible es la persona para cambiar a tiempo, lo cual muchas veces es difícil porque el exitoso tiende a  apegarse fuertemente a “su manera de hacer las cosas”.

Tanto en Boca como en la mayoría de las organizaciones, hoy hay una gran preponderancia de Generación Y.  “Para los líderes Baby Boomers, como Bianchi, suele resultar difícil la comunicación con ellos, se generan muchos prejuicios y pensamientos tóxicos en unos y otros que, si no son trabajados, envenenan la relación líder- liderados y generan  explosiones cada tanto, que no hacen más que dañar cada día más al equipo”, advierte Bargués desde Mition.
Aramouni, en tanto, cree que la “receta” o modelo de liderazgo del DT pudo haber quedado desactualizada para los tiempos que corren.

“Habría que ver si su modelo mental de conducción está a tono con el nuevo equipo y centrarse en la cualidad que debiera tener para poder ejercer el rol, que es la flexibilidad y la capacidad de innovar el ejercicio del liderazgo”, apunta el académico.

Tal como explica el director del CEE, “el liderazgo es una virtud o un talento que está en continua construcción. No es que alguien que fue líder hace dos años ahora lo sigue siendo. Puede tener autoridad, basada en el antecedente del éxito previo, pero su liderazgo debe revalidarse porque es capaz de adaptarse a nuevos entornos y de lidiar con nuevos problemas.”

Y, acá, concluye Aramouni, es donde es posible que Bianchi esté padeciendo un problema de falta de flexibilidad de sus modelos de conducción porque, efectivamente, han cambiando las reglas de juego.

¿Cuál es la relación entre bienestar y salud?

Estamos expuestos a elevados niveles de estrés y de no estar fortalecidos física y mentalmente, amenazan con dañar nuestro nivel de salud.

Muchas veces transcurrimos en nuestra vida cotidiana viviendo el día a día con gran prisa, rodeados de numerosos distractores externos y ocupaciones que, a menudo, no nos permiten vivir a plenitud el momento presente y darnos un genuino momento para nosotros mismos, dejando por ende en tercer o cuarto plano el cuidado de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Es por todos sabido que, en la actualidad, estamos expuestos a constantes y elevados niveles de estrés en nuestro entorno, y de no encontrarnos en esos momentos fortalecidos física y mentalmente, amenazan con incidir desfavorablemente en nuestro nivel de salud, pudiendo traducirse, entre otras, en distintos tipos de afecciones y/o enfermedades mucho antes de lo que pensamos.

 Imagen

Imagen: Aetos

Cuidar nuestro cuerpo es esencial para nuestro bienestar y salud.

El concepto de salud tiene directa relación con este punto. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como “un estado de completo bienestar físico mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Si bien es cierto, el mantenimiento de nuestra salud transcurre dentro de un estado de permanente equilibrio, existen tres aspectos fundamentales, correspondientes a los tres niveles de bienestar definidos por la OMS, los cuales si nos decidimos a poner en  práctica con regularidad, nos permitirán contar con un mejor y elevado nivel de salud, de modo integral y sin gran esfuerzo:

  • Nuestro cuerpo: Cuidar nuestro cuerpo es esencial. Puede sonar duro lo que voy a decir a continuación, pero, según mi experiencia personal, cuánto tú te ames es lo que se verá reflejado en tu cuerpo y tu salud física.
  • Nuestra mente: Cultivar nuestra mente es tan importante como el cuidado de nuestro cuerpo. Dado que la mente y cuerpo son una unidad, la salud puede considerarse, del mismo modo, como un estado interior.
  • Nuestras relaciones: Como seres humanos, nuestra esencia es la interacción con las otras personas. Por ello, darnos tiempo para distraernos, disfrutar con amigos, familia y seres queridos nos ayuda a salir de nosotros mismos.

El cuidarnos a nosotros mismos es de vital importancia para nuestra salud y bienestar y debiese ser quizás nuestra principal responsabilidad. Si ponemos en práctica los tres aspectos relacionados a nuestra salud, nos daremos cuenta que se irán integrando naturalmente y como un hábito a nuestra vida y podremos contar, de este modo, con un nivel de vida mucho más saludable y armónico en todos los aspectos.

Lanzan la primera pantalla inteligente que ayuda a corregir la postura frente a la PC

El producto, de Philips, incorpora un sensor para sentir y medir el comportamiento del usuario. Es capaz de avisarle sobre cuál es la posición más adecuada para estar frente a la PC o cual es la distancia óptima para una correcta visión. También anuncia cuando es el mejor momento de descansar

Imagen

La compañía Philips lanzó Ergosensor, la primera pantalla inteligente capaz de aconsejar al usuario acerca de cómo sentarse en una postura correcta, junto con otra serie de características a favor de la productividad y la salud del trabajador frente a la pantalla de la computadora.

El tiempo que los usuarios pasan delante de las PC, bien por trabajo o bien por entretenimiento, puede pasarles factura. Las malas posturas que se adoptan o los largos periodos de exposición delante de la pantalla sin descanso son las principales causas de dolores de espalda y de ojos en los usuarios, señala un cable de la agencia Europa Press (EP).

Pero la compañía Philips encontró la manera de hacer que las largas horas que los usuarios pasan delante de las computadoras afecten lo menos posible a su salud, consigna EP.

La pantalla, de 24 pulgadas, incorpora un sensor para sentir y medir el comportamiento del usuario. Es capaz de avisar al usuario sobre cuál es la postura más adecuada para estar frente al ordenador o cual es la distancia óptima para una correcta visión.

El sensor también aconseja cuando es el momento de descansar de la pantalla y corrige el ángulo del cuello.

Además, mientras el usuario esté alejado de la pantalla, el monitor se dará cuenta de que no hay nadie y se apagará automáticamente, permitiendo así ahorrar hasta un 80% de energía. Incluso si se quiere rebajar el consumo a cero vatios, es posible tan solo pulsando un botón.

Otra de las novedades de esta pantalla es la tecnología SmartImage, que permite analizar el contenido que se muestra en la pantalla para optimizar su reproducción. El usuario puede elegir entre varios modos, como el Office, imagen, película, juego etc. Basándose en la selección, se optimizará el contraste, la saturación o el brillo entre otros.

Fuente: iprofesional

Primer auto con “airbag” para peatones

Primer auto con “airbag” para peatones

Este modelo no sólo protege al conductor sino a peatones y ciclistas en caso de ser atropellados. El V40 de Volvo incorpora una cámara de video y un sistema de sensores que detecta una posible colisión y que reduce la velocidad

Por iprofesional.com

Imagen

Este auto le puede salvar la vida al conductor y, sobre todo, al peatón. Se trata del primer vehículo con airbag para peatones, una almohadilla guardada en el capó del vehículo que se infla de forma automática en caso de atropellar a una persona

Una de las causas más frecuentes de lesiones a peatones y ciclistas tiene que ver con los golpes que se dan en la cabeza contra el parabrisas del automóvil.

La nueva tecnología, presentada por Volvo en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, mitiga el impacto con el airbag (bolsa de aire).

“El modelo V40 de Volvo es el primer coche que protege a los peatones. No sólo tiene incorporado airbag para el conductor y para el peatón sino una serie de innovaciones tecnológicas como un sensor de obstáculos y un sistema de frenado automático en caso de una colisión”, detalló Lennart Odhner, director de marca de Volvo.

El auto lleva incorporado un radar y una cámara de video para detectar y reconocer a una persona, calcular su velocidad y si hay riesgo de una colisión, detalla BBC Mundo. En caso de que el contacto sea inminente una alarma alerta al conductor para que reaccione. Y si no le da tiempo, el vehículo frena automáticamente.

No obstante, en algunas ocasiones ni siquiera hay tiempo de frenar.

“Los sensores del auto detectan el contacto con las piernas del peatón y automáticamente se infla una bolsa de aire sobre la parte delantera del vehículo con el fin de protegerlo de un golpe contra el parabrisas”, explica Odhner.

Este es el primer modelo de Volvo diseñado por la empresa china Zhejiang Geely Holding Group, que se hizo cargo de la compañía sueca en 2010, destaca BBC Mundo.

Las normas de seguridad exigen que los fabricantes de autos protejan a los peatones. La mayoría de marcas diseñan
capós con mucho espacio entre la chapa y el motor para que el metal pueda doblarse y servir de amortiguador a una posible víctima

La propuesta de Volvo va más allá, incluye un sistema de prevención de un accidente y de reducción del impacto en el peatón, subraya Odhner a BBC Mundo.

Según los voceros de la marca, que fue la primera en introducir el cinturón de seguridad como equipamiento estándaren sus vehículos en 1959, en el 2020 nadie morirá o saldrá gravemente herido si se aplica esta nueva tecnología.

“La principal causa de accidentes es la distracción o falta de atención del conductor. Nuestros desarrollos tecnológicos le dan ojos a los autos. De esta manera sabe cuándo el conductor falla”, explica a la BBC Thomas Broberg, técnico de seguridad de Volvo en Gothenburg.

ART: Expertos consideran que debe ampliarse el listado de enfermedades profesionales

El Ministerio de Trabajo acaba de crear una coordinadora de teletrabajo que, entre otras funciones, deberá definir qué padecimientos son propios de la actividad para ser incluidos en la cobertura. Especialistas analizan alcances de problemáticas como el estrés y el daño moral si cambia la normativa

Por Sebastian Albornos

iprofesional

Imagen

El régimen de cobertura de siniestros que establece la Ley de Riesgos de Trabajo (LRT), constituye una de las preocupaciones más importantes de los hombres de negocios.

Ocurre que, desde que en el 2004 la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) emitiera diversos fallos que “hirieron de muerte” a dicho régimen, no alcanza con contratar un seguro para hacer frente a los litigios, dado que, en más de una ocasión, el monto de la reparación que deben afrontar termina excediendo el importe asegurado.

Éste es el caso de las causas “Castillo” -que habilitó la competencia de la justicia provincial-, “Aquino” -donde otorgó a los trabajadores la acción civil en forma acumulativa-, “Llosco” -en que confirmó la posibilidad de la acción civil adicionalmente a la percepción por Ley de Riesgos del Trabajo- y “Milone” -que declaró inconstitucional el pago de indemnizaciones mediante renta periódica.

Ocho años después, uno de los puntos que más preocupantes para los empresarios es el reclamo por enfermedades que no están incluidas en el listado elaborado por el Poder Ejecutivo, como es el caso del estrés -originado como consecuencia de un exceso de tareas-, del mobbing o el de las hernias, por citar apenas unos ejemplos.

Sucede que este listado se mantiene inalterable desde hace 10 años, por lo que los especialistas reclaman una pronta actualización.

Con este objetivo, el Ministerio de Trabajo creó la flamante Coordinación de Teletrabajo que tiene por meta proponer a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) modificaciones a la LRT, de modo de incorporar las nuevas enfermedades y accidentes que se generen como consecuencia de esa actividad.

Y con él, se inició también un debate que propone, no sólo la inclución de la modalidad de teletrabajo, sino otras, de modo de mejorar -aunque sea en parte- el régimen actual.

Hoy existen innumerables dolencias que preocupan y no integran el listado. Sin embargo, los especialistas consultados por iProfesional.com indicaron que su inclusión sin un protocolo que determine la causa podría agravar y poner en crisis cualquier sistema de aseguramiento.

En este sentido, Juan Manuel Minghini, socio del estudio Minghini, Alegría & Asociados, sostuvo que “el problema actual es que cada uno de los sectores interesados en la modificación de la LRT tienen propuestas e intereses diferentes“.

En efecto, mientras las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) pugnan por un sistema más cerrado o de coberturas más limitadas, el sector empresarial pregona uno un poco más abierto. Como contrapartida, los trabajadores exigen un reconocimiento aún más amplio, principalmente en las vías de acceso a la Justicia.

Ampliación del listado
Los expertos consultados por este medio coincidieron en que deben realizarse reformas de manera inmediata.

“El listado actual deja de lado una gran cantidad de afecciones que están vinculadas por el hecho del trabajo. Esto perjudica tanto a los trabajadores, como a los empleadores y las ART”, indicó Minghini y agregó: “Debe ampliarse y reconocerse lo que en la práctica ya es reconocido como enfermedad o accidente laboral“.

Al respecto, Juan Carlos Cerutti, socio del estudio Cerutti – Darago & Asociados, explicó que “el listado ya no incluye ni varices, ni problemas en la columna vertebral derivados de esfuerzos en el trabajo, por lo que quedan afuera también las hernias inguinales, abdominales, de disco, entre otras”.

El problema para el experto es que “las ART responden por el listado, por lo que pueden no responder por los padecimientos no incluidos”.

“Por ende, las empresas deben afrontar reclamos en los tribunales que luego seguramente van a tener sentencia contraria, teniendo gastos de abogados, peritos y el monto que se determine como resarcimiento”, remarcó.

En tanto, Ignacio María Casares, abogado de Gallo & Asociados, aseguró que la ampliación es necesaria “para otorgar seguridad tanto a empleados como a las empresas respecto de la cobertura por parte de las ART“.

“El estrés laboral es un factor de riesgo altísimo, ya que cada vez más son las sentencias que reconocen este daño como hecho del trabajo. Este punto no podrá dejarse de lado al momento de modificar la LRT”, destacó Minghini.

Las sentencias judiciales reconocen ítems no amparados por la normativa vigente, como por ejemplo el daño moral, lucro cesante y pérdida de chance, entre otros. Para los expertos, estos rubros también deberán ser considerados en la futura reforma.

Cerutti destacó que, para el caso de que el listado de enfermedades fuera ampliado, deberían incluirse las enfermedades psicológicas.

“De esta manera, al estar contempladas normativamente, entonces estarían cubiertas por la ART, lo cual sería un alivio para la empresa, ya que previamente a un juicio, el empleado tendría la atención médica correspondiente, por lo cual también tendría una evaluación del riesgo a afrontar”, indicó.

Es decir, habría que contemplar una ley que permita el seguro del empleador contra una reparación integral.

En este punto, Casares advirtió que “en la práctica va a resultar muy difícil distinguir una enfermedad inculpable -no vinculada al trabajo- de una laboral”.

Otras cuestiones importantes
Sin embargo, aún existen otras dos cuestiones clave pendientes de resolución y que mantienen en vilo a todos los hombres de negocios:

  • Una de ellas tiene que ver con la doble vía. Esto es que el dependiente pueda ser resarcido por la ART y, si el monto pagado no cubre sus necesidades, tenga la posibilidad de iniciarle a la compañía una demanda civil para reclamarle un adicional.
  • La otra está vinculada con los accidentes in itínere. Es decir, si el empresario debe hacerse cargo de los accidentes que pudiera sufrir el empleado en su camino al trabajo.

Según Héctor Alejandro García, socio del estudio García, Pérez Boiani & Asociados, este último hecho representa casi un 30% de la siniestralidad laboral en Argentina.

Por ese motivo, indicó que “es muy distorsivo sostenerlo dentro del subsistema de riesgos del trabajo cuando tiene un origen que no se vincula directamente con el mismo”.

Si bien nadie duda de que el empleado debe ser indemnizado por completo, la discusión radica en quién debe enfrentar esa reparación en términos monetarios.

Desde el punto de vista de Juan Manuel Minghini, “el Estado debería ampliar los topes fijados para las coberturas y prestaciones que se le deban prestar al trabajador, cuando el accidente se produzca desde o hacia el trayecto que recorre el empleado desde su lugar de trabajo hasta su domicilio”.

Del mismo modo, García sostuvo que “la ANSES debería afrontar esta contingencia como si fuera una asignación social, como ocurre con la maternidad. Hacer recaer esta situación en las espaldas del empleador o de la ART es desalentador para la generación de empleo y el combate del trabajo clandestino, por estrictas razones de costo laboral nominal”.

“La LRT merece un debate serio y profundo entre los actores sociales (sindicatos, empleadores y Estado) antes de debatirse en el Congreso, en orden al estado de postración en que se encuentra el régimen desde el 2004”, concluyó.

Por su parte, Daniel Ryba, socio de Russell Bedford Argentina, afirmó que el principal desafío apuntará a “disminuir la litigiosidad porque hace muy engorroso el funcionamiento del sistema”.

A modo de ejemplo, mencionó que -si finalmente se incluyen enfermedades profesionales relacionadas al teletrabajo- la norma puede prestarse al fraude porque “es muy difícil probar si en el momento del accidente la persona realmente estaba trabajando o realizando alguna tarea personal”.

“Las empresas deberían declararle a la ART qué empleados trabajan bajo la modalidad de teletrabajo para acotar el riesgo y que la aseguradora pueda evaluarlo al momento de la suscripción”, concluyó Ryba.

Políticas de prevención para empleados y contratistas

Las empresas suman iniciativas de cuidado de la salud de los empleados, su entorno familiar y la propia comunidad.

Exigirle a un gerente que use el casco reglamentario, proporcionar autos con ABS y doble airbag a la fuerza de ventas o detener la planta para una jornada de concientización se volvieron situaciones reales en empresas que trabajan fuertemente sus políticas de seguridad para el personal. Y actualmente, esta preocupación se extiende más allá del ámbito laboral, atendiendo el cuidado de la salud o la prevención vial de la familia del empleado y también de instituciones civiles cercanas a las compañías.

“Los empleados son el primer eslabón que nos potencia y es nuestro compromiso cuidar de ellos y de los contratistas, no sólo dentro del trabajo sino también fuera del mismo. Para ello, realizamos todos los esfuerzos en campañas de comunicación, entrenamientos, desarrollo de procesos, inversiones y lo que esté a nuestro alcance para promover una cultura de trabajo seguro”, señala Gertrudis Correa, líder de Medio Ambiente, Seguridad y Salud para Latinoamérica de Monsanto.

En tanto que Tomás Hartmann, director de Recursos Humanos en Aguas Danone Argentina, asegura que “no buscamos construir un programa de seguridad sino una cultura, la cual se logra con cada cosa que hacemos día a día. Por lo que integrar a la familia, con su valor emotivo, es en gran parte el éxito de lo que logramos con nuestras acciones”.

“El concepto de seguridad ha ido cambiando, impulsado por el aprendizaje de errores y accidentes, junto con el crecimiento de la industria en magnitud y complejidad”, reconoce Marcos González, gerente de Seguridad, Calidad y Medio Ambiente de Praxair Argentina.

González explica que “además de los aspectos tradicionales de seguridad del trabajo, como el uso de elementos de protección personal o la supervisión de tareas con potencial de peligro, hoy también se atienden, por ejemplo, cuestiones de seguridad vial, monitoreando los vehículos que distribuyen productos de la compañía para garantizar su correcto desplazamiento, según las normas de tránsito. Y se verifica el tiempo de descanso de los choferes, para evitar la fatiga”.

Del portón para afuera “Acorde con esa modificación de la concepción de seguridad que va más allá del uso de cascos, zapatos o equipos especiales, ahora también organizamos programas de concientización, como formación entre choferes de todo el país para fomentar la disciplina operacional y el respeto a los procedimientos en el manejo. O capacitamos a alumnos y docentes de una escuela cercana a nuestra planta, aportando medidas preventivas que puedan aplicar en el hogar y en el colegio para mejorar su calidad de vida”, añade González.

Por su parte, Gertrudis Correa cuenta que “desarrollamos programas fuera del trabajo con el objetivo de extender nuestra cultura de seguridad a las familias de los empleados y las comunidades. Por ejemplo, implementamos campañas de prevención de la gripe H1N1 o dengue en zonas de mayor riesgo; damos vacunas antigripales para empleados y familiares directos; y, durante el invierno, llevamos a cabo acciones de prevención sobre los riesgos asociados al monóxido de carbono. Además, extendemos a las familias y contratistas nuestros programas de Manejo Seguro para prevenir accidentes o incidentes viales”.

En este aspecto, completa Hartmann, de Danone, “algunas de nuestras iniciativas recientes incluyen la creación de comités de seguridad, jornadas con la visita de los familiares del personal, talleres de salud dentro del trabajo (estrés, chequeos médicos, nutricionistas, menú saludable) o la entrega a los empleados de un estuche para guardar el celular mientras se está manejando”.

Fuente: Clarin