LO URGENTE VS. LO IMPORTANTE: PAUTAS PARA ORGANIZAR EL TIEMPO Y EVITAR LOS ESTADOS DE ANSIEDAD

Las urgencias son el peor enemigo de los resultados. Constituyen una causa de estrés para el trabajador, y también de desmotivación pues, con las prisas, lo más normal es que finalices la tarea rápidamente, pero de forma mediocre. La planificación, clave

Lo urgente vs. lo importante: pautas para organizar el tiempo y evitar los estados de ansiedad

Las urgencias son el peor enemigo de los resultados. Interrumpen lo que estás haciendo, te hacen perder el hilo y, encima, muchas veces ni siquiera son verdaderamente importantes. Constituyen una causa de estrés para el trabajador, y también de desmotivación pues, con las prisas, lo más normal es que finalices la tarea rápidamente, pero de forma mediocre. La clave está en la planificación.

¿Se puede planificar una urgencia? Lo que sí es posible es reservar un espacio de tiempo cada día para posibles imprevistos, consigna un artículo del diario Expansión. Quique Gonzalo, fundador de la app de productividad personal Hightrack, distingue entre estos dos conceptos: “Un imprevisto no te ayuda a alcanzar tus objetivos”.

En cualquier caso, existe una serie de pautas que te ayudaría a organizar mejor tu tiempo y evitar estados de ansiedad innecesarios.

Establece tus prioridades

En el libro Start: productividad para humanos, escrito por Quique González y Berto Pena, fundadores de Hightrack, se insiste en la necesidad de ordenar tus prioridades. Éstas “te ayudan a decir no a un compromiso que no te conviene, a ignorar una tarea que no cuenta, a descartar una actividad que ya no te aporta, a desechar un mal hábito que te perjudica y a detener un proyecto que no te hace crecer”. Hacete preguntas simples y directas, y escribe las respuestas.

Encuentra tu motivación
En Un mundo feliz, la obra maestra de Aldous Huxley, los ciudadanos eran productivos pese a no tener una meta. Esta idea no resulta verosímil. “Quien tiene prioridades tiene motivos, quien tiene motivos se interesa, y quien se interesa hace las cosas y avanza”.

Y al contrario, “la falta de prioridades o de motivos fomenta el caos diario y la improductividad”, expone el libro de Hightrack. De nada sirve pasar día y noche en la oficina si pierdes de vista por qué estás ahí,advierte Expansión.

Márcate un plan de acción
No hay mejor motivación que un objetivo a largo plazo, pero para llegar hasta él hay que ir poco a poco.

En la escuela de negocios Esade, recomiendan a los emprendedores e intraemprendedores “establecer una serie de hitos intermedios (las empresas tecnológicas suelen hablar de milestones), y celebrarlo cuando superes cada uno de ellos”.

Hacer paradas en el camino te servirá asimismo para mirar atrás y hacer balance de los logros alcanzados hasta entonces.

Si eres constante, de la repetición de ciertas actitudes o actividades crearás un hábito. Funciona como una espiral. Paso a paso, irás alcanzando tus objetivos, y esto te motivará a su vez a seguir trabajando, mejorando, esforzándote.

Planifica tu día a día
Una vez que tengas tus prioridades, tu motivación y las metas claras, es el momento de marcar las tareas que debes hacer ese día, o esa semana. Sin el trabajo previo descrito en los tres primeros puntos, probablemente redactarías un listado de tareas, pero es difícil que establecieras el orden en base a la relevancia de cada una de ellas, y su aportación a la consecución de tus metas.

Los fundadores de Hightrack distinguen aquí entre tareas útiles (las que más resultados te dan), vacías (que no te aportan nada) y falsas (te roban tiempo y energía, y te alejan de los resultados). Lo común es que no haya más de dos o tres de las primeras en un mismo día.

Deja margen para posibles fallos, retrasos o imprevistos. “Van a llegar seguro. El mejor modo de vencerlos es dejando un colchón para reaccionar”, apunta el citado libro.

Sé realista, no te cargues con más tareas de las que podrías asumir. “Generalmente, la concentración se mantiene durante aproximadamente 45 minutos, por lo que es recomendable descansar unos minutos y parar de realizar la tarea, para luego continuar con ella de una forma más efectiva”, aseguran a Expansión los expertos de la firma de desarrollo directivo Imantia.

Y, de vez en cuando, desconecta. “Es importante planificar espacios en los que se cierra el email y se hace el trabajo concentrado y sereno”, dice la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles.

Termina las tareas
“Las personas somos muy buenas empezando cosas pero no tan buenas terminándolas”. El libro Start: productividad para humanos establece que “una tarea terminada es una tarea menos”, mientras que “una tarea a medias tal vez sea una urgencia mañana”.

De todos modos, recuerda que no todos los imprevistos son urgentes. Tómate unos segundos antes de precipitarte a dejar lo que estás haciendo para ponerte con ello.

Adelántate a los imprevistos

Además de una agenda bien planificada, hay ideas que surgen en el día a día que si se anotan convenientemente, pueden ahorrarte un tiempo considerable el día de mañana.

“Muchas ideas tienen poco valor en el momento en que nacen pero se vuelven útiles después. Si las capturas primero, luego las puedes recuperar, desarrollar y utilizar. Lo mismo le ocurre al material de referencia (páginas web, citas o referencias)”, exponen desde Hightrack.

Las tareas aburridas, también
“Mejor dejo esto para mañana”; “ya lo haré en otro momento”; “estoy seco de ideas”. No son más queexcusas para posponer, una y otra vez, esas tareas que te resultan más aburridas. Busca el lado positivo de esa labor que tanto te espanta a priori, no la dejes para el final. Puedes aplicarte la gamificación a ti mismo, imponiéndote una pequeña recompensa cuando termines, que sirva como estímulo.

El clima laboral cumple aquí una función muy importante. “¿A quién le gusta ir a un trabajo donde no está contento o el clima es inestable? Las emociones positivas siempre van a frenar el efecto de las emociones negativas, por tanto es importante promover un clima laboral agradable”, comentan al diario español desde Imantia.

No te atasques
No hay nada peor que el estrés para tu concentración. Imagina que se produce un imprevisto, y que éste resulta ser urgente e importante. No te bloquees, piensa primero en cómo reorganizar tu día y céntrate en superar el primer paso de tu nueva tarea, a continuación el segundo, y así hasta que la concluyas.

Identifica tus “antitareas”

Tan importante como saber qué debes hacer, es conocer lo que no tienes que hacer. Tu lista de antitareas la pueden componer hábitos, gestos, rutinas o incluso personas.

Hightrack propone la siguiente metodología: “Haz dos columnas. En una de ellas escribe los malos hábitos, gestos o actividades que te hacen distraerte, perder el tiempo o desgastarte sin conseguir resultados. En la otra, las tareas que debes evitar (trabajo falso) y aquéllas que tienes que hacer pero a las que debes dedicar las energías justas (trabajo vacío)”.

Conócete a ti mismo
Hay quien se concentra mejor a primera hora de la mañana, quien trabaja mejor por las tardes, y después están los búhos. No hay opciones mejores y peores, especialmente si hablamos de organizaciones que permiten el teletrabajo o, al menos, una cierta flexibilidad de horarios. 

Conocer tus propios biorritmos te permitirá elaborar una agenda más realista y productiva, estableciendo las tareas que requieren una mayor concentración en los momentos del día en que te sientas más fresco, y las funciones más mecánicas en los periodos que se te hagan más cuesta abajo, concluye Expansión.

 

Anuncios

Once frases de Steve Jobs que pasarán a la historia empresarial y profesional

El fundador de Apple pronunció múltiples discursos plagados de consejos y lecciones de vida que reflejaban su particular filosofía de vida 

Imagen

Steve Jobs fue, sin lugar a dudas, uno de los mejores emprendedores y visionarios de nuestra historia reciente y no fueron pocas las ocasiones en las que compartió su “expertise” y consejos para alcanzar el éxito. Sus discursos, que solían cautivar a la audiencia, abarcaban temas como la creatividad, innovación, futuro profesional, personal y éxito empresarial.

A continuación, algunas de sus mejores frases consignadas por Negocios1000: 

1. El trabajo va a ocupar la mayor parte de tu vida, y la única forma de estar realmente satisfecho eshacer aquello que crees es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si aún no lo has encontrado, sigue buscando. no te conformes. Al igual que en los asuntos del corazón, lo sabrás cuando lo encuentres. y como en cualquier gran relación, cada vez será mejor a medida que pasen los años. Así que sigue buscando hasta que lo encuentres. No te conformes.

2. Ser el hombre más rico del cementerio no es lo que me importa… irme a la cama cada noche sabiendo que hemos hecho algo maravilloso… eso es lo que me importa.

3. Estoy tan orgulloso de las cosas que hemos hecho como de aquellas cosas que no hemos hecho. Lainnovación consiste también en decir no a mil cosas.

  1.  Ser despedido de Apple fue lo mejor que me pudo haber pasado. El peso del éxito fue reemplazado por la liviandad de ser nuevamente un principiante. Aquello me liberó para entrar en uno de los periodos más creativos de mi vida.

5. Cuando tenía 17 años leí una cita que decía: “Si vives cada día como si fuera el último, algún día estarás en lo cierto”. Desde entonces, me he mirado cada mañana en el espejo preguntándome: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?”. Cuando la respuesta es “No” durante demasiados días seguidos, ya sabes que debes hacer cambios.

6. Estoy plenamente convencido de que lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no son exitosos es la perseverancia pura y dura.

7. No se pueden conectar los puntos mirando hacia delante… sólo puedes hacerlo hacia atrás. Así que debes confiar en que los puntos se conectarán en el futuro. Debes confiar en algo: instintodestinokarma o lo que sea. Esta perspectiva nunca me ha decepcionado, y ha hecho toda la diferencia en mi vida.

8. Recordar que algún día vas a morir es la mejor forma de evitar caer en la trampa de pensar que tienesalgo que perder por intentar algo. No hay razón para evitar seguir a tu corazón.

9. La creatividad es únicamente conectar cosas. Cuando preguntas a personas creativas cómo consiguieron hacer algo, se sienten un poco culpables, ya que en realidad no lo hicieron. Sencillamente vieron algo, y ese algo les acabó pareciendo obvio después de un tiempo.

10. Sé el patrón de la calidad. Muchas personas no están acostumbradas a trabajar en un entorno en el que siempre se busca la excelencia.

11. Cuando intentas resolver un problema, las primeras soluciones que surgen suelen ser muy complejas. Entonces la mayoría de las personas se detienen ahí. Pero si continúas, vives con el problema y comienzas aquitarle cáscaras a la cebolla, puedes llegar a soluciones más sencillas y elegantes.

DORMIR, RELAJARSE Y DEDICARSE TIEMPO LO IDEAL PARA PREVENIR EL ESTRÉS LABORAL

Una especialista señaló que es deseable que el trabajador aprenda diversas técnicas, como por ejemplo, el manejo de la respiración para evitar tratamientos a base de medicamentos

Dormir, relajarse y dedicarse tiempo lo ideal para prevenir el estrés laboral

Dormir lo suficiente, relajarse y dedicarse tiempo a sí mismo resultan de gran utilidad para contrarrestar el estrés laboral o Síndrome de Burnout, que puede tener efectos negativos en la salud física y emocional de quienes lo presentan.

La especialista adscrita al Centro de Capacitación y Calidad (Cedecyc) del IMSS en Jalisco, Selene Zepeda Vidrio, agregó que “gastritis, colitis y enfermedades gastrointestinales como úlcera gástrica, cefalea, a nivel emocional, insomnio, irritabilidad, pérdida o aumento de apetito, son una serie de signos y síntomas sugestivos de que nos rebasa esa cantidad de estresores en nuestra vida”.

Según dijo la experta, lo idóneo es que una persona en edad productiva duerma ocho horas al día y dedicar por lo menos 15 minutos diarios para relajación o para atenderse las propias necesidades, además de que en los días no laborables se puede realizar algún tipo de actividad lúdica.

Zepeda Vidrio resaltó a su vez que que lo importante es modificar la actitud de la persona hacia las condiciones y exigencias laborales, “y hacer uso de la capacidad de resiliencia para afrontar las adversidades, sin embargo, esto puede resultar difícil sobre todo para quienes en su área laboral trabajan bajo presión y tienen a cargo la toma de decisiones”.

“Son personas valiosas en las empresas, sobre todo en la toma de decisiones, pero lamentablemente se exigen bastante a nivel profesional y en algunas ocasiones pueden desarrollar baja tolerancia a la frustración, una cierta incapacidad para no aceptar las situaciones negativas de la vida”, apuntó al diario El Economista de México.

Y detalló que el llamado Síndrome Burnout, “hace referencia al trabajador ´quemado´, ya que la persona se consume poco a poco debido al estrés laboral patológico, que puede derivar en esos padecimientos”.

A su vez, la especialista precisó al matutino que profesionales de la salud, docentes y otros empleados que laboran bajo presión son susceptibles a esta afectación, sin embargo, también las amas de casa y los estudiantes pueden presentarlo en niveles significativos.

“El estrés laboral de las amas de casa por las actividades cotidianas donde no se llevan a cabo cambios frecuentes y se siguen rutinas llegan a estresar, el trabajo de casa aunque no sea remunerado es trabajo, también los estudiantes pueden experimentar esto”, explicó.

Afirmó que es deseable que el trabajador aprenda incluso técnicas de relajación, como es el caso del manejo de la respiración para evitar que el estrés vaya en aumento y que llegue a requerir tratamientos a base de ansiolíticos o antidepresivos.

Por último, la experta subrayó que la depresión es en la actualidad un motivo importante de ausentismo laboral, debido a que de esta alteración se desprenden padecimientos físicos que el paciente somatiza, de ahí la importancia que el trabajador mantenga en buenas condiciones no sólo su salud física sino también la de tipo mental y psicológica”.

Cinco útiles consejos para aprender a gestionar mejor el tiempo

Fuente: iprofesional

“De lo único que no puedes conseguir más en esta vida, es de tiempo, así que organiza bien el que tienes”. Esto le dijo a Alexa Von Tobel su mentor, y lo vio tan claro que decidió dedicar su vida a ello.

En estos tiempos tan convulsos es difícil mantener la planificación de un horario estricto, pero Von Tobel propone en el portal Inc. algunos consejos para crear buenos hábitos que pongan a disposición más tiempo.

Planee sus tareas en bloques de 15 minutos

La mayoría de gente piensa en términos de media hora, pero muchas de las tareas para las que reservamos duran menos, y no hay más tiempo perdido que el que queda libre ente tareas.

Además, esto permite acortar reuniones que requieren menos tiempo del que se les dedica. Por supuesto hay tareas que requieren más de 15 minutos, pero entonces piense que necesitan dos bloques, tres, cuatro, pero de 15 minutos.

Dedique tiempo a actualizar su lista de tareas pendientes

Destine un momento a organizar su lista de tareas pendientes, esto evitará que olvide algunos ítems pero también que vea cuáles son los que más requieren su atención. Entienda la diferencia entre importante y urgente, y priorice aquello que necesita solucionar con urgencia.

Además, puede destacar lo más importante separándolo por los distintos ámbitos de su vida: en el trabajo, en casa, o relacionadas con alguna otra actividad que haga.

Organice bien su calendario (y el de los demás)

Además de su lista de tareas pendientes, aprenda a organizar su calendario, si es necesario, tenga tantos calendarios como aspectos distintos de su vida quiera organizar.

Puede utilizar distintos colores, diferentes símbolos, cualquier diferenciación que lo ayude a establecer un orden. En caso de que tenga personas bajo su responsabilidad, descubra también en qué manera puede ayudarlo a aligerar su calendario, y aprenda a delegar tareas.

Nunca se reúna un lunes por la mañana

Los lunes por la mañana modifican el carácter, para bien, o para mal. Hay quién no tiene ganas de trabajar y sólo espera que llegue el martes, pero también hay quien consigue sus momentos de máxima concentración tras el descanso del fin de semana.

En los dos casos, es mejor dedicarse a tareas personales y dejar el trabajo en equipo para el resto de la semana.

No pierda tiempo en el trabajo

Contestar correos a sus amigos en la oficina o chater en Facebook, cuando tiene mucho trabajo, solo hará que salgas más tarde. Mezclar tareas juega en su contra especialmente cuando tiene el calendario tan apretado.

Puede reservar un bloque, por ejemplo en su momento menos productivo del día, para hacerlo, pero no salga de esa estructura. Es la manera más fácil que tiene a su disposición de no tener que trabajar en su tiempo de ocio.

Cuáles son las 5 claves para ser feliz en el trabajo

Fuente: Management, 16 de septiembre de 2013


Expertos afirman que la felicidad de un empleado excede a un aumento salarial. El sentido de pertenencia es muy importante para alcanzar la satisfacción

Hace una década, Harvard sorprendió a sus estudiantes con una asignatura bastante particular “¿Cómo construir la felicidad?”. La materia interesó primero a cuatro alumnos y un año después se inscribieron más de 500 personas, récord para una clase en esa institución.

Más allá de la filosofía, este concepto tiene eco en la vida laboral. Que las empresas se involucren en entender qué motiva a sus empleados y cómo se relaciona con la productividad, refleja su interés en fomentar ese sentimiento entre sus colaboradores, aseguró Margarita Álvarez, directora de marketing y comunicación de Adecco, España.

En escenarios de recesión económica y desempleo, la felicidad adquiere mayor importancia, ya que la gente está ávida de vivir este sentimiento. “Como profesional, uno quiere sentir que es posible salir adelante”, dijo la experta. “La situación es tan difícil afuera que lo único que quiere la gente es llegar a un entorno amable, y eso incluye los lugares de trabajo”.

Hay circunstancias externas que determinan la felicidad. El 50% se debe a su genética, 10% al entorno y 40% a cómo afronta la persona las cosas que le ocurren, según estudios de la Universidad de California.

Muchas empresas que promueven la motivación de los empleados entienden que es una herramienta valiosa para mejorar sus estados financieros. “Se demostró que el cerebro está mejor preparado para trabajar en un estado positivo. Se encuentran soluciones a problemas más rápido, y la gente aguanta mejor el drama y el estrés en la empresa”, afirmó Margarita Álvarez.

De acuerdo con una encuesta de Regus realizada a 26.000 profesionales de 90 países, los mexicanos tienen mayor puntuación respecto al disfrute de su trabajo, aun por encima de países desarrollados. El país obtuvo 149 puntos de un promedio mundial de 120. A partir de estudios realizados por Adecco que vinculan felicidad con productividad, la directora, consultada por CNN Expansión, sugiere las siguientes acciones para desarrollar un sentimiento positivo respecto al trabajo:

1. Dejar huella Ser feliz o estar satisfecho es un estado que se debe practicar, no se llega a él por arte de magia. Crear un sentido de pertenencia hacia la labor desempeñada ayuda a sentirse contento en el trabajo, pues es importante tener la convicción de que con determinada actividad se cumple un propósito, y no con la inercia de sentirse obligado a realizar una labor.

Aunque el sueldo es una de las principales razones por las que las personas suelen argumentar un cambio de trabajo, está comprobado que ese factor no garantiza a un empleado contento. La satisfacción del aumento salarial dura de dos a tres meses, después el efecto termina.

2. Crear entornos positivos Una persona necesita el contacto con amigos y familia para sentirse satisfecha. En ese sentido, un reto para el empleado es buscar las actividades extralaborales y en su trabajo que le proporcionen ese balance personal. Las empresas, por su parte, necesitan entender qué acciones proveen al empleado ese estado de satisfacción.

Algo básico: “hay organizaciones que ‘demonizan’ la máquina de café, cuando en realidad cumple un objetivo que es de socialización”, ejemplifica Margarita Álvarez.

3. Ser realista Es común escuchar a empleados que expresan “tengo el peor trabajo del mundo”. Si bien algunas experiencias laborales son menos gratificantes, se tiene un empleo. Hay que plantearse, desde un ángulo personal, qué objetivos y tareas conducirían a un estado de mayor satisfacción profesional.

No se puede delegar esa tarea a los jefes. “Estamos en una etapa en que no se puede responsabilizar de todo lo malo o del poco desarrollo a las empresas. Ningún jefe vendrá a decir cómo ser feliz”, esa decisión y planificar el crecimiento es individual, expresó la directora de Adecco.

4. ¿Qué incentiva a la gente? Entender cuál es la motivación de un empleado no cuesta caro, pero requiere destinar tiempo a escuchar y, como jefe, aguantar comentarios que no agradarán. Hay que detectar qué del trabajo hace “vibrar” y a partir de ello crear motivaciones personalizadas para establecer un estado de compromiso.

Un gran número de empleados, afirmó Álvarez, están en la fase de “despido interior“, es decir, no sienten ningún lazo con lo que hacen, mucho menos a la empresa. Es quien dice “no menciones ese tema que me recuerda al trabajo y me pone mal”. Para transformar esta situación, los jefes deben estar más atentos en aquello que incentiva a la persona.

Una renuncia se vincula la mayoría de veces a los superiores, y no al lugar de trabajo. Estar contento en el trabajo no es sinónimo de tarde de viernes libre, o jueves de ideas creativas, es que la gente se sienta satisfecha con la labor para la cual fue contratado. Implica encontrar un sentido y un reconocimiento por lo que se hace.

5. Trabajar en la vocación El reto personal es encontrar en qué parte de las diversas actividades que se cumplen hay algo que se asocie con la vocación personal y  “engancharse” a ello para permanecer y crecer en el empleo.

Para ello es importante elaborar objetivos: cuando la persona tiene claro qué quiere y por qué, la satisfacción comienza a surgir. Adecco le pide a sus empleados que describan tres aspectos gratificantes de su trabajo. Ese ejercicio puede convertirse en una rutina personal para sacar puntos optimistas de la labor realizada.

El caso Bianchi, una enseñanza para los ejecutivos: ¿su receta de liderazgo quedó vieja para dirigir a la nueva generación?

Bianchi

La vuelta del “Virrey” a Boca despertó una gran expectativa. Sin embargo, los resultados no vienen siendo los esperados. Al igual que sucede en las empresas, un historial de hazañas no garantiza el éxito a futuro.Expertos destacan la importancia de contar con flexibilidad para saber cambiar a tiempo

Fuente: iprofesional

Por Cecilia Novoa

En su carrera como director técnico, el éxito fue un denominador común de todas sus campañas. Tanto en las temporadas que Carlos Bianchi lideró en Vélez Sarsfield como en Boca Juniors las victorias y las copas -locales e internacionales- estuvieron a la orden del día.

Gracias a su historial de hazañas, su “fórmula probada”, su transparencia y conducta incuestionable, el “Virrey” se convirtió en ídolo indiscutido de todos los hinchas de Boca y en una de las personalidades más respetadas del fútbol argentino.

De hecho, cada vez que un DT renunciaba o finalizaba su contrato con la institución de la ribera, él aparecía en carpeta. Sin embargo, optaba por rechazar todas los ofrecimientos. Hasta diciembre de 2012.

A fines del año pasado y tras escuchar el reclamo de los hinchas, el presidente del club, Daniel Angelici, no le renovó el contrato a Julio Falcioni y fue en búsqueda del retorno del entrenador más exitoso de la historia xeneize, quien finalmente aceptó la propuesta e inició, el pasado 5 de enero, su tercer ciclo en la institución.

Por entonces, la situación interna del equipo era sumamente compleja y Bianchi aparecía como el “gran salvador”. Es que, tal como sostienen los especialistas en management, en contextos de crisis y rupturas, lo recomendable es apostar por un líder carismático, fuerte e incuestionable al que, incluso, se le “perdonan” las primeras derrotas.
Pero, al menos por ahora, los resultados no son los esperados. En los 28 partidos que lleva al frente del equipo, el “Virrey” acumula 10 derrotas (entre ellas, la de los cuartos de final de la Copa Libertadores), 11 empates, y apenas 7 victorias.
Claramente, el éxito pasado no garantiza el éxito futuro. Y lo que hoy le sucede a Bianchi también ocurre en el ámbito de las empresas. Cuando un ejecutivo con una carrera impecable y alta efectividad de resultados se cambia a otro proyecto o se reinserta en el mercado después de un período de ausencia, no tiene, en absoluto, la gestión asegurada.

Gabriel Aramouni, director del Centro de Educación Empresaria (CEE) de la Universidad de San Andrés (UdeSA), cree que el CEO o líder tiene que ser muy prudente al momento de decidir volver a la “cancha” porque los riesgos son muy altos, al igual que el nivel de exposición,  y la expectativa generada por los stakeholders es “terrible”.

En el caso de Bianchi, el académico considera que su regreso no estuvo movido por una cuestión monetaria ni por la necesidad de lograr una mayor trascendencia, sino que “quiso darse una oportunidad de atender a un reclamo porque entendió que podía hacer un aporte, ya que lo mueve más la pasión que el interés.”

Según Patricia Bargués, socia de Mition, consultora dedicada al coaching organizacional, un retiro prolongado de la actividad es como un “congelamiento”: la vida en las organizaciones cambia velozmente, y un regreso muchas veces encuentra a los managers fuera del entrenamiento del día a día y apegados a éxitos pasados.

Además, continúa Bargués, alguien que ha sido muy exitoso en sus gestiones anteriores, está sometido a una fuerte presión por estar a la altura de las expectativas que genera tanto en los demás como en sí mismo.

Andrés Hatum, profesor del IAE y experto en liderazgo, hace hincapié en que si bien Bianchi se había ido de Boca como un ídolo, ahora volvió pero ni el equipo ni la dirigencia es la misma de cuando él se había retirado.

En este sentido, el académico apunta que “cuando un DT o un gerente van trabajando y moldeando a un grupo, este va tomando una fisonomía que se adapta a lo que ellos buscan como líderes”.

Sin embargo, advierte Hatum, como el “Virrey” se vio ante el desafío de conseguir resultados muy rápidos con un equipo que ya estaba formado y que no era lo que él hubiese querido, “las posibilidades que le vaya mal son altas”.

Estas situaciones, asegura el profesor del IAE, se dan a menudo en el mundo corporativo: “Muchas veces, las compañías contratan a un profesional que viene teniendo una carrera sumamente exitosa y, cuando en el nuevo lugar no alcanza las metas esperadas, no entienden porqué.”

Según Hatum, lo recomendable en estos casos es contratar al “ejecutivo estrella” con todo su equipo. “Con la ida de una persona a otro tipo de organización hay muchas posibilidades de que le vaya mal y, llevándole a la gente con la que él está acostumbrado a trabajar, las probabilidades de fracaso disminuyen considerablemente.”

Más allá del tipo de organización, para que a un líder le vaya bien es necesario que transite por distintos aprendizajes que incluyen una inducción a la cultura, al lugar y al equipo. Cuando estos no suceden por falta de tiempo, está en problemas.

“Eso fue lo que le pasó a Bianchi. En sus gestiones anteriores como DT de Boca, fue formando a los equipos. En cambio, ahora no está llegando a la performance esperada porque tampoco tuvo tiempo de dar los otros pasos. Es, en definitiva, una consecuencia del cortoplacismo“, apunta el experto en liderazgo.

¿Éxito o fracaso?

Con semejante historial de conquistas en sus espaldas y los magros resultados conseguidos hasta el momento en su tercer período, la pregunta que surge es si en la actual gestión Bianchi está fracasando.

Para responder a esta consulta, Aramouni, de UdeSA, sugiere definir con claridad las expectativas. “Si la medida del éxito solo estuviera estipulada en el corto plazo, relacionada con la obtención de un campeonato, Bianchi, al igual que un ejecutivo que no logre resultados inmediatos, estaría fracasando”, explica.

No obstante, en su opinión, lo recomendable es medir el éxito a través del fruto que queda en forma sustentable.

“Bajo esa concepción, hay que evaluar si se está construyendo un equipo más sólido, más coherente y armónico entre si, con una cultura más competitiva, si se están mejorando los vínculos personales y reparando las divisiones y rencillas anteriores, y si está logrando una mejor relación con los stakeholders o grupos de interés”, propone el académico.

Y completa: “Si la respuesta a estas cuestiones es afirmativa, entonces Bianchi no estaría fracasando sino que está ejerciendo determinadas instancias de un proceso de reconversión hasta encontrar el verdadero equipo que pueda salir a la cancha en forma triunfadora.”

Y, en este sentido, tanto Bianchi como un buen conductor de empresa, debería ser evaluado a la luz de los resultados de fondo, de los frutos, en vez de hacerlo en base a si ganó o no una determinada cantidad de partidos.

Otro aspecto a tener en cuenta es si el líder cuenta o no con la aprobación de los stakeholders: la hinchada, los dirigentes y los periodistas, en el caso de un DT; y los empleados, los entes reguladores, los accionistas y los consumidores, entre otros, cuando se trata de un CEO. Según Aramouni, pese a las derrotas, Bianchi cuenta con el apoyo de todos los grupos de interés.

Su “manual” de liderazgo ¿quedó viejo?

De acuerdo a Hatum, del IAE, hoy en las organizaciones los líderes deben estar muy abiertos y escuchar a la nueva generación.
“Te tomaste vacaciones por diez años, estabas acostumbrado a liderar a la Generación X, volvés y te encontrás con que la mitad del equipo es Generación Y, lo cual es un shock muy grande porque tenés que tener otras características en tu estilo de liderazgo, tenés que estar más abierto, ser más participativo y receptivo, y dar más feedback”, describe el experto el liderazgo.

Y añade que la posibilidad de superarlo depende de cuan adaptable y flexible es la persona para cambiar a tiempo, lo cual muchas veces es difícil porque el exitoso tiende a  apegarse fuertemente a “su manera de hacer las cosas”.

Tanto en Boca como en la mayoría de las organizaciones, hoy hay una gran preponderancia de Generación Y.  “Para los líderes Baby Boomers, como Bianchi, suele resultar difícil la comunicación con ellos, se generan muchos prejuicios y pensamientos tóxicos en unos y otros que, si no son trabajados, envenenan la relación líder- liderados y generan  explosiones cada tanto, que no hacen más que dañar cada día más al equipo”, advierte Bargués desde Mition.
Aramouni, en tanto, cree que la “receta” o modelo de liderazgo del DT pudo haber quedado desactualizada para los tiempos que corren.

“Habría que ver si su modelo mental de conducción está a tono con el nuevo equipo y centrarse en la cualidad que debiera tener para poder ejercer el rol, que es la flexibilidad y la capacidad de innovar el ejercicio del liderazgo”, apunta el académico.

Tal como explica el director del CEE, “el liderazgo es una virtud o un talento que está en continua construcción. No es que alguien que fue líder hace dos años ahora lo sigue siendo. Puede tener autoridad, basada en el antecedente del éxito previo, pero su liderazgo debe revalidarse porque es capaz de adaptarse a nuevos entornos y de lidiar con nuevos problemas.”

Y, acá, concluye Aramouni, es donde es posible que Bianchi esté padeciendo un problema de falta de flexibilidad de sus modelos de conducción porque, efectivamente, han cambiando las reglas de juego.

Bienestar para promover la vida saludable

Entre la Organización Panamericana de la Salud, Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y el Foro Económico Mundial se está trabajando para crear un movimiento social que promueva la vida saludable entre las personas, políticos, comunidades y empresarios.

 

Lo importante aquí es crear conciencia de la importancia que tiene el medio ambiente construido y natural y las condiciones socioeconómicas en la modificación de los factores de riesgo implicados en las causas de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) y en la promoción de la salud y prevención de todas ellas.

Se entiende como ENT a las enfermedades cardiovasculares, respiratorias crónicas, diabetes y cáncer.

Las ENT son responsables de más de la mitad de todas las muertes en el mundo. La OMS afirma que 36 de los 67 millones de muertes en el planeta en el 2008 se debieron a ENT; 29% de las muertes de las ENT en los países de bajos y medianos ingresos en el 2008 se produjeron antes de los 60 años y 80% de los padecimientos prematuros de enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares y diabetes pueden ser prevenidos.

Además de incrementar las tasas de mortalidad temprana, las ENT también incrementan los costos de atención en salud, afectan el desarrollo, disminuyen la calidad de vida y el bienestar.

Diferentes sectores

El sector salud no puede solo. Todos los sectores del gobierno y de la sociedad deben trabajar juntos, asegura la OMS. La educación, los medios de comunicación, la agricultura, el comercio, el transporte, el medio ambiente, la planificación urbana, los consumidores, la economía y las finanzas, entre otros, deben estar unidos para frenar la epidemia de las ENT.

Prevención ante todo

La prevención es fundamental.

Por ejemplo, evitar el consumo de tabaco, las dietas malsanas, el consumo nocivo de alcohol y el sedentarismo, son fundamentales en la lucha contra las ENT.

No es suficiente el cambio individual, se requieren cambios sostenibles y sistemáticos en las políticas, entornos físicos y sociales y servicios sanitarios, que promuevan el bienestar. Así mismo, los lugares de trabajo, colegios y entornos sociales y comunitarios pueden servir como lugares donde se crean ambientes sanos y donde se promuevan comportamientos saludables. Allí, por ejemplo, que  se puede ofrecer alimentos sanos y promover la actividad física.

También se necesitan leyes y reglamentos que protejan a las personas de los riesgos  que causan las ENT. Muchos países en vías de desarrollo  requieren capacitación en cuáles son las reglamentaciones básicas que se necesitan para formular políticas dirigidas a fomentar la salud.

La OMS reconoce unas estrategias que son prioritarias ante las ENT, que son:

Reducir el consumo de cigarrillo con la implementación del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco, que abarca la aplicación de impuestos, control en la publicidad y comercialización de productos del tabaco y prohibición de fumar en espacios públicos.

Mejorar la alimentación y la actividad física, a través de políticas dirigidas a evitar la obesidad y promover hábitos de vida saludables, como son comer verduras y frutas y evitar  los alimentos procesados que contengan grasa, sal y azúcar.

Reducción del consumo de sal para prevenir y controlar la hipertensión arterial.

Disminuir el consumo de alcohol, a través de la aplicación de impuestos y regulaciones en la promoción y comercialización de estas bebidas.

Mejora de la atención, medicamentos y tecnologías esenciales, incluyendo insulina e hipoglucemiantes orales para diabetes, medicamentos libres de patente para el tratamiento del cáncer, vacunas contra el virus del papiloma humano para la prevención del cáncer cervicouterino y combinación de multimedicamentos para las enfermedades cardiovasculares.

Fuente: OMS-OPS