RANKING CONSUMISTA: LOS RUBROS MÁS BENEFICIADOS EN 2013 Y QUÉ SE ESPERA PARA LOS PRÓXIMOS MESES

Fuente: iprofesional

Analistas pronostican que los estímulos a las compras de los argentinos se verán reducidos después del 27 de octubre y alertan sobre un enfriamiento en 2014. Cuáles son los rubros que repuntaron en los últimos meses y cuáles son las señales que permiten avisorar un cambio de tendencia

Ranking consumista: los rubros más beneficiados en 2013 y qué se espera para los próximos meses

La evolución del consumo es clave para la gestión K y más aún en un año electoral.

Para apuntalarlo, dado que los resultados registrados en 2012 no fueron los mejores, el Gobierno recurrió a distintos mecanismos.

Entre ellos, se puede mencionar el plan de congelamiento de precios de 500 productos y el ahorro fiscalque recayó en los empleados respecto del Impuesto a las Ganancias, entre otros incentivos.

El objetivo era claro: que los argentinos contaran con unos “pesitos extra” y que los mismos fueran destinados a realizar gastos en lugar de al ahorro, en un contexto inflacionario en el que prima la cautela y la selectividad a la hora de comprar.

En este sentido, un reciente informe de Ecolatina puntualiza que, con la mira puesta en las elecciones, el Ejecutivo decidió adoptar “una política fiscal expansiva” considerando, además, que el arranque del año no fue bueno: “A mediados del 2012 el gasto exhibió un freno que perduró hasta los primeros meses“, indica el documento.

De esta forma, con medidas de estímulo mediante, la situación empezó a repuntar. También ayudó el cierre de las paritarias que significaron un aumento para el bolsillo de los argentinos.

Asimismo, remarca el estudio de la consultora, para “revitalizar el consumo”, el Gobierno “buscó desde principios de 2013 contener la inflación“, lo cual también ayudó.

Todos los esfuerzos permitieron mejorar el panorama inicial. Según Ecolatina, tuvo lugar “unarecuperación del consumo en los últimos meses” al punto que, en lo que va del año, “trepó casi un 4 por ciento“.

En esta misma línea, Soledad Pérez Duhalde desde la consultora Abeceb, destaca que “hubo una fuerte inyección del Ejecutivo y también impactó la inflación que, en algunos casos, funcionó como un incentivo para anticipar las compras“.

Sin embargo, los expertos consultados por iProfesional advierten que el escenario podría complicarse nuevamente después de las elecciones, no sólo hasta que finalice 2013 sino más aún respecto del año próximo.

Sobre este punto, señalan que probablemente no habrá una caída del consumo estrepitosa en el último trimestre, considerando que siempre ayudan las promociones que se lanzan para las Fiestas. Pero se atreven a anticipar un 2014 más “estancado” en materia de ventas.

En este sentido, Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de Ecolatina, pronostica: “Después de las elecciones, es posible que se empiecen a frenar las medidas fiscales. Van a haber menos motivaciones de este tipo. Y seguramente el escenario se complique aún más el año que viene“.

Así las cosas, el “balance anual” en materia de consumo es probable que no sea tan negativo como cuando se inició 2013 o como en 2012, pero existen muchos interrogantes en cuanto a que la referida recuperación se sostenga después de que se conozcan los resultados de los comicios.

El aumento del consumo en 2013, bajo la lupa
La mejora evidenciada en el consumo a partir del quinto mes del año y antes del 27 de octubre obedece a una serie de cuestiones que reactivaron las ganas de comprar de los argentinos y que explica Sigaut Gravina:

• El congelamiento de precios, que funcionó en sus inicios como un impulso para que las personas vayan a gastar sus pesos a las grandes cadenas de retail y adelanten compras. “El mayor repunte coincidió con los meses en que esta medida fue puesta en marcha por el Gobierno”, indica el informe de Ecolatina.

El mayor efecto se notó en los inicios del plan: “Las primeras semanas de anunciada la propuesta, las personas “stockeaban” pensando que la mercadería se iba a acabar”, comenta Adrián Kittner desde eConsultora.

• El cierre de paritarias: con el sueldo “actualizado”, los argentinos se vieron más predispuestos a que a principios de año habían resignado. Al respecto, el economista jefe de Ecolatina describe la situación del primer trimestre como un escenario de “salarios viejos y precios nuevos”.

• Los incentivos fiscales: puntualmente, el experto hace referencia al alivio en el pago de Gananciasanunciado por el oficialismo después de las Primarias de agosto.

En este contexto, el documento de Ecolatina incluye un gráfico de los rubros que presentaron el mayor repunte a lo largo de 2013:

Tal como se puede apreciar, las ventas de electrodomésticos se destacaron respecto de otros rubros. “Según el INDEC, subieron en un 19,2% interanual en el primer semestre y alcanzaron un pico máximo en junio“, dice el informe.

Por otro lado, en lo que hace a consumo en supermercados, el estudio destaca que existencomportamientos diferentes de acuerdo con los canales de venta.

En esta línea, indica que se produjo “una importante mejora de las ventas reales tanto en centros comerciales como en cadenas de retail“.

Y en el caso de los súper, agrega que se notó el “efecto freezer”: “El mayor repunte coincidió con los meses del congelamiento de precios estipulado por el Gobierno”.

Los autos como refugio
Ante la falta de otras alternativas y en un contexto inflacionario, muchos argentinos apostaron durante este año a las compras de vehículos.

De acuerdo con Ecolatina, “el patentamiento de automóviles creció 11,6% interanual en los primeros nueve meses“.

El documento explica que “la debilidad del primer trimestre de 2013 fue compensada por la fuerte expansión del segundo y tercero (20,4% y 18% interanual, respectivamente)”.

La fortaleza de esta categoría se vincula con que la percepción de los argentinos respecto que la compra de un auto funciona como un resguardo de la inflación.

De hecho, el informe destaca que el crecimiento del rubro se “ve impulsado por la falta de alternativas rentables de inversión frente a una suba de precios del 25% y la imposibilidad de adquirir divisas para atesoramiento“.

En este contexto, añaden, “el patentamiento de 0km. importados creció a una mayor tasa que el de los nacionales (12,8% contra un 8,2% interanual, respectivamente) y los vehículos Premium exhibieron índices de incremento por encima de la media (cerca de 18%)”.

Sobre este aspecto, Pérez Duhalde da cuenta de que “los bienes durables traccionan al alza el consumo porque son percibidos como un buen negocio“.

¿Qué pasará en 2014?
Así las cosas, los expertos en consumo pronostican que el cierre de este año será más positivo que el de 2012.

Sin embargo, advierten que 2014 presentará un escenario aún más complejo para el “caballito de batalla” oficialista.

Las razones que mencionan son las siguientes:

 Los salarios volverán a quedar “viejos” en relación con los precios: tal como lo explica Pérez Duhalde, “de aquí a tres meses, va a haber inflación acumulada y el ‘efecto Ganancias’ se va a ver diluido”.

 Habrá menos “resto” para alivios fiscales: en palabras de la especialista de Abeceb, “el próximo año el fisco no va a tener tanto margen para desarrollar este tipo de políticas que impulsen a comprar”. Y también así lo expresa Ecolatina al afirmar que “una vez pasado octubre, es de esperar que el Ejecutivo modere el gasto fiscal“.

No será un año electoral: para los especialistas, terminado el año de las votaciones legislativas es probable que estos incentivos al consumo disminuyan. Es que “ya no existirá el interés electoral que impulsó algunas de las medidas que buscaron estimular las compras en 2013″, dice Pérez Duhalde.

 No se prevén mejoras en el mercado laboral: éste es otro aspecto clave. Si bien durante este año se detectó una caída en la creación de puestos de trabajo, los consultores advierten que el problema puede llegar a acentuarse. En esta línea, el ejecutivo de Ecolatina pronostica que “va a complicarse el tema”. El estudio de la consultora es enfático en este punto y destaca que “el magro crecimiento esperado para 2014 frenará el mercado laboral”.

Todas estas cuestiones hacen prever que, aunque durante 2013 el oficialismo puso a disposición de los argentinos una serie de herramientas que permitieron reactivar las compras, la cuestión presentará otros rasgos en el año del Mundial.

“Si no se impulsa el consumo con este tipo de medidas, es posible que el escenario se torne más complejo”, dice Pérez.

En la misma línea Sigaut Gravina también advierte sobre una posible “situación de estancamiento”.

Y hasta llega a concluir que, a diferencia de 2013, se tratará de “un año anémico en relación con el gasto”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: