Cuando el mundo se detiene muévase. Cómo crecer durante la recesión

¿Hay algo que las empresas pueden aprender de las hormigas?

Desde el punto de vista individual, seguramente no, pero respecto del comportamiento colectivo, como grupo; vale la pena tener en cuenta que se caracterizan por la flexibilidad, la eficiencia y la capacidad para encontrar soluciones creativas a problemas complejos.

 Imagen

 Un gran número de compañías se han beneficiado por la aplicación del comportamiento colectivo de los insectos en los problemas de sus procesos productivos.

Está demostrado que las empresas que logran aplicar lo que se denomina “La Inteligencia del Hormiguero” se caracterizan hoy en día por ser empresas auto-organizadas y con grandes posibilidades de adaptarse muy rápidamente a mercados que cambian continuamente.

Cuando se enfrentan ciclos económicos desfavorables, las empresas más sagaces apuestan contra la corriente, a fin de transformar de un modo drástico sus posiciones de mercado y emerger de la depresión en mejores condiciones que la competencia.

Hay que hacerlo ordenadamente, mediante planes de contingencia, concentrándose en lo que mejor se sabe hacer, evitando la tentación de diversificarse y estableciendo lazos con clientes, proveedores, socios y empleados.

Continuará…

Anuncios

¿Cuáles serán los perfiles profesionales más buscados en los próximos meses?

A partir de un relevamiento interno en sus distintas líneas de negocio, la firma Adecco detalla las posiciones con más movimiento para el segundo semestre

En un escenario en el cual las búsquedas laborales para nuevas posiciones se frenaron y el mayor movimiento del mercado está dado para cubrir posiciones vacantes, Adecco Argentina confeccionó un informe que detalla cuáles serán los perfiles profesionales más demandados en el segundo semestre del año.

A partir de un relevamiento interno en sus distintas líneas de negocio, la consultora estima que dentro de la línea Ingeniería & Producción los perfiles relacionados a las carreras de Ingeniería Mecánica, Eléctrica, Industrial y Química serán los más buscados para ocupar puestos en áreas comerciales, de producción, mantenimiento y logística.

Estos perfiles son demandados, en su mayoría, por empresas del rubro Automotriz, Metalmecánico y Químico.

A su vez, seguirá sosteniéndose una gran demanda de Ingenieros en Mina, principalmente en zonas cuyanas, e Ingenieros Civiles y de Seguridad e Higiene.

En cuanto al rubro de Tecnología & Telecomunicaciones, los más solicitados serán los Desarrolladores tanto Junior como Senior con experiencia en las siguientes tecnologías: Java, .NET, PHP, Android e iOS.

También requerirán Analistas Técnicos y Funcionales en SAP, QA Automation y Analistas de Seguridad Informática. A su vez, dada la gran expansión tecnológica que crece día a día, los perfiles de Ingenieros en Telecomunicaciones con experiencia en networking, Diseñadores Web y Community Managers son cada vez más demandados.

“Para el segundo semestre del año nuestro desafío se centrará en ampliar y desarrollar nuevas estrategias para la captura de talentos“, afirmó Sol Benedetic, Líder de Selección de la División Adecco Profesional.

Por otra parte, los Jefes y Gerentes Comerciales serán los perfiles más buscados para el sector de Ventas y Marketing.

Los requisitos que se toman en cuenta para la contratación de estos puestos están relacionados con la experiencia dentro del rubro de la empresa ya que valoran el conocimiento previo del mercado, el liderazgo de equipos y la formación académica.

En tanto, los Key Account Managers o Ejecutivos Comerciales Seniors será también un perfil bastante solicitado. En cuanto a la formación afín se valora poseer estudios de grado o postgrado en Administración, Comercialización y Marketing.

Por último, dentro del rubro Administración & Finanzas, los puestos que serán más pedidos por las compañías son los Jefes y Gerentes Financieros, Jefes de Control de Gestión, Responsables Administrativos.

En relación a estas posiciones se priorizan las competencias para el trabajo en equipo, liderazgo y resolución de conflictos. Para estos puestos es imprescindible contar con formación académica en Ciencias Económicas.

Por otro lado, se requerirán también Jefes de RRHH con experiencia en áreas hard como soft. Un requisito frecuente para el desarrollo de esta función es la experiencia manejando negociaciones con sindicatos.

Fuente: iprofesional
Publicado en RRHH. Leave a Comment »

¿Qué hacer si su jefe lo saca de las casillas?

 

 Si su virtud no es la paciencia, desde el diario Expansión detallan una serie de consejos para sobrellevar la mala relación que tiene con su superior
¿Qué hacer si su jefe lo saca de las casillas?

Si en algún momento de su historia laboral, usted se cruzó con un jefe con el que no se llevó bien, quizá optó por respirar hondo y sobrellevar la situación.

Pero para aquellos que no tienen como virtud la paciencia, el diario español Expansión publicó algunos consejos que podrán ayudarlos:

El líder debe comportarse como un miembro más del equipo, pero el suyo es incapaz de sentirse como parte de algo. Piense en tratar de incorporarle usted mismo a ciertas dinámicas de grupo que le hagan sentir parte de él. A veces, les cuesta un poco porque piensan que están en un nivel superior al de la gente que trabaja para ellos.

La comunicación entre un jefe y su equipo debe de ser fluida y transparente, al menos eso dicen los expertos.

Si él no es lo suficientemente honesto, séalo usted con él.

No le oculte lo que siente, con respeto y sabiendo que arriesga mucho, pero considerando todo lo que puede ganar si él se da cuenta de lo que usted está sufriendo. Puede que sea un mal jefe, pero que tenga empatía y que comprenda sus sentimientos.

– Algunas empresas premian y potencian las actitudes más injustas y negativas de sus directivos. Es una realidad con la que usted no puede luchar desde su humilde puesto de trabajo. Piense para consolarse que esos directivos tóxicos siempre terminan cayendo y que algún día su jefe, dejará de serlo. Su primer error, puede ser también el último.

– Si definitivamente no soporta a su jefe piense en cambiar de trabajo. Conseguir uno mientras se está en activo es más fácil y puede que usted esté en una situación más ventajosa que otros con su mismo currículo para conseguir el trabajo y el líder ideal.

– Si ya ha intentado superar su animadversión a su jefe y aún así no lo ha conseguido, trate de coincidir con él el menor tiempo posible.

No se trata de que no acuda cuando él le llame a una reunión o que no le consulte qué hacer cuando usted tiene que resolver un problema en el trabajo. Se trata de que se limite a tener una relación profesional y no mantenga con él una personal.

– Si lo peor que tiene su jefe es su carácter, piense en las cosas buenas que muestra como gestor: respeta su horario, su espacio, es agradecido cuando usted realiza bien su trabajo… Las relaciones personales mejoran la productividad y hacen que seamos más felices en el trabajo, pero si no soporta a su jefe, desde ese punto de vista, lo mejor es que valore su calidad como gestor y se olvide del resto.

– Un buen líder debería ser capaz de motivar para reforzar las carencias e impulsar los puntos fuertes de cada uno de sus colaboradores para ayudarles en su formación profesional, pero el suyo es incapaz de hacerlo. Su alternativa es que encuentre algún punto de su trabajo que le permita automotivarse.

– Piense que su jefe puede ser de esos torpes que no saben detectar el talento. Hay demasiados en las empresas, por eso no debe dejar influirse por él. Usted no debe caer en la tentación de pensar que no sabe hacer su trabajo, aunque él se lo repita continuamente; ni debe pensar en abandonar su empleo, si éste era el que había deseado siempre.

– Haga un poco de autocrítica. Le ayudará a saber en qué ha podido equivocarse usted. Puede que su jefe no sea ideal, pero piense si usted ha podido fallarle en algún momento.

– Si todos estos consejos no le consuelan, piense que, según todos los expertos, en el futuro cada uno podrá elegir a su propio jefe. Puede que ese sueño esté cada vez más cerca.

Fuente: iprofesional

Cómo trasladar el espíritu olímpico al mundo de la empresa

La escuela de negocios ESCP Europe simboliza a través de los cinco aros olímpicos las cualidades deseables en los equipos de las empresas que ahora más que nunca se enfrentan a sus mayores gestas deportivas si quieren triunfar en la difícil contienda que plantea el contexto económico actual

 Imagen 

Deporte y empresa representan un binomio perfecto porque el primero hace gala de todos los valores y cualidades de los que las compañías presumen en su literatura de ventas, aunque no siempre se rijan por ellos. Así, mientras que en los equipos deportivos parece claro que los axiomas de esfuerzo, superación y, por qué no, creatividad son consustanciales al éxito, para las compañías todavía resulta complicado trasladar estas ideas a sus profesionales.

De ahí que la escuela de negocios ESCP Europe, con campus en Madrid, París, Berlín, Turín y en la sede olímpica de Londres, haya querido recuperar el espíritu de los Juegos, ahora de plena actualidad, para trasladarlo a las empresas y a sus directivos.

Según los expertos en habilidades directivas de la escuela, no hay que mostrar reparos a la hora de copiar las estrategias de los grandes técnicos deportivos y aprender de las estrellas del deporte.

De esta forma, ESCP Europe simboliza a través de los cinco aros olímpicos las cualidades deseables en los equipos de las empresas que ahora más que nunca se enfrentan a sus mayores gestas deportivas si quieren triunfar en la difícil contienda que plantea el contexto económico actual.

 ¡Liderazgo y pasión! La importancia de un líder. El buen entrenador es aquel que no dice lo que hay que hacer, sino que detecta los talentos de cada jugador y sabe sacarles partido. Su papel es de dirección y de guía, propiciando el espacio más adecuado para favorecer la motivación del equipo.

¡Todos a una! La importancia del trabajo en equipo. Aunque el reconocimiento -y también las críticas- suelen recaer directamente en “las estrellas”, existe una labor inmensa detrás, con una larga cadena de personas, desde preparadores físicos, técnicos, médicos, hasta miembros del propio equipo, más en la sombra. En la empresa ocurre lo mismo, todos deben remar en la misma dirección y dejar los egos a un lado. No hay individualismos, porque el éxito es de todos.

¡Sacrificio y tesón! No hay mejor símil que el de nuestros olímpicos para saber el esfuerzo y la tenacidad de los deportistas luchando por aquello que persiguen. La satisfacción del trabajo bien hecho, incluso de aquel más costoso, porque para llegar a la meta hay que andar antes el camino.

Los objetivos claros. Todos los miembros deben saber hacía dónde va el proyecto y qué se requiere de cada profesional para superar los records ya conseguidos. Pero también conocer los deadlines, la competición a la que nos enfrentaremos y dónde tendrá lugar su puesta de largo… En definitiva, saber cuándo serán nuestros particulares Juegos Olímpicos y utilizar esa presión como motor motivador.

Creatividad y juego limpio. No tener miedo a los cambios, a innovar en el modo de hacer las cosas, a dejar volar de vez en cuando la imaginación, hacer cambios en la defensa o a confiar en nuevos jugadores, son técnicas habituales en deporte. También la ética, el juego limpio y el respeto por el adversario forman parte del espíritu olímpico. Es hora de convertir nuestras empresas en “olímpicas”.

Fuente: iprofesional