Cómo mejorar en la imagen de la marca

Estamos ante una oportunidad única de crear una experiencia de marca diferenciadora y relevante para nuestros grupos de interés.

Es necesario afinar el conocimiento de nuestra marca, nuestros clientes y competidores y hacerlo de manera analítica, pormenorizada y rigurosa, fragmentando la experiencia en sus puntos de contacto, es decir, cada oportunidad de construir o destruir marca con cada uno de los públicos de interés de la empresa, y priorizándolos en función de las necesidades y preferencias.

Una buena inteligencia de marca nos permitirá adaptarnos, priorizar y optimizar nuestra inversión.

¿Qué podemos hacer para mejorar la imagen de nuestra marca en tiempos de escasos recursos?

Aunque no existen recetas universales que podamos aplicar en estos casos, sí existen algunas líneas que conviene no olvidar cuando diseñemos nuestra estrategia de marca de futuro:

  1. Conoce a tus audiencias, ahora más que nunca.
  2. Prioriza tu inversión, tu presupuesto es limitado.
  3. Comunica mejor, interna y externamente.
  4. No escatimes en calidad.
  5. Enfatiza los valores de tu compañía.
  6. Gestiona el corto plazo, sin perder de vista el largo.
  7. Está preparado para probar el retorno de cualquier iniciativa de marca.
  8. Está preparado para asumir los riesgos que esta nueva situación implica.
  9. Entrena a tus empleados para servir a tu cliente mejor que nunca.
  10. Explica detalladamente cualquier reducción de inversión en investigación, desarrollo e innovación.

Es muy difícil gestionar la experiencia de marca basándonos en las mismas estrategias del pasado.

En la medida en que la conducta de nuestros clientes cambia, cambia la relevancia con cada punto de contacto que conforma la experiencia de marca.

 

Anuncios

El caso Apple: enseñanzas que pueden servirle a otras marcas que quieran generar “euforia” en los consumidores

Antes de lanzar al mercado la nueva iPad, la empresa estaba abarrotada de pedidos y agotó su stock para venta anticipada online. Cada novedad genera furor y la gente se agolpa por horas en los App Stores. Expertos revelan los secretos de la firma y “tips” para potenciar un lanzamiento

Por Guadalupe Piñeiro Michel – iprofesional.com

 

 

El éxito de Apple desde hace tiempo que ya no se cuestiona a nivel mundial. En 2011, vendió más de 40 millones de tablets y, a pocos días del lanzamiento al mercado del “nuevo iPad”, que tiene lugar este viernes en EE.UU., Canadá, Francia, Australia, Alemania, Hong Kong, Japón, Singapur, Suiza y el Reino Unido, ya había agotado su stock de unidades disponibles -a través de su página web- para venta anticipada.

Conseguir que los clientes se “identifiquen” con la marca y que, tras el anuncio de un lanzamiento quieran ser “los primeros” en tener el nuevo equipamiento suena casi como un sueño que, en el caso de Apple, se convirtió en realidad.

Se trató de un trabajo de muchos años y en equipo, para el cual hubo que definir claramente estrategias, donde fue clave la innovación tecnológica y las repercusiones en las redes sociales, de cada paso dado por la firma, potenciaron la facturación, jugaron un papel fundamental en la captación de más clientes y en la difusión de los detalles y ventajas de cada producto.

Para generar este fenómeno, según el economista Fernando Moiguer, la empresa de la manzana supo aprovechar la oportunidad ya que “hoy hay una voracidad por lo nuevo y por ser el primero en tener los productos”.

Incluso, sostuvo el experto, aunque suene paradójico, “las largas colas seducen aún más al consumidor”. Es decir, funcionan como un mecanismo que, en vez de hacer desistir a los compradores, contrariamente, los entusiasma más.

Los secretos de Apple
No existe una fórmula secreta, se suele decir, pero, en lo que respecta a Apple, pareciera que sí cuenta con una.

Cómo logra que se agoten sus productos y todos hablen de ella es el gran misterio.

Según Gustavo Domínguez, presidente de la Asociación Argentina de Marketing (AAM), la clave se encuentra en lo que el mismo Jobs decía: “Para conseguir el éxito no alcanza sólo con escuchar al consumidor porque éste, en general, plantea mejoras de lo que hay mientras que la empresa tiene que presentar ideas nuevas“.

Así, la innovación tecnológica aparece como una estrategia fundamental para la compañía, algo que también destacó la consultora Warc News al señalar que Apple “se vio beneficiada por su fuerte programa de mejoras“.

“La mayor parte de las empresas evolucionan linealmente mientras que esta firma, en cambio, apuesta a la disrupción ya que crea productos diferentes“, consideró Domínguez como una de las razones que explica su éxito.

Sin embargo, contar con un excelente producto no es suficiente. También es clave la forma utilizada para presentarlo que, en el caso de Apple, fue más allá de la publicidad tradicional, dado que despertó el interés de los consumidores aprovechando las bondades de Internet (ver el siguiente apartado).

Y agregó que “se trata de una genialidad estratégica, ya que impiden que la competencia los supere en la novedad, pero también en el costo”.

En tanto, desde el lado del diseño, los especialistas destacaron que Apple parece no dejar ningún aspecto al azar en cada lanzamiento tecnológico. Y remarcaron que uno de sus secretos es apelar al concepto de “simpleza”.

Sin embargo, nada es posible si no se cuenta con “un trabajo en equipo. Tuvo que haber un grupo muy capaz”, destacó Poncini.

¿Es posible vender cifras récord sin invertir en publicidad?
En el caso de Apple se logró, pero en base a la combinación de numerosos factores y un gran esfuerzo detrás.

Por un lado, supo utilizar de manera extraordinaria el recurso de las “presentaciones”. El mundo se encuentra expectante cada vez que da a conocer un nuevo equipamiento o servicio.

Es que esas presentaciones, que generalmente realiza en un teatro y difunde por video, tienen una suerte de efecto “viral” en las redes sociales.

No sólo son puntillosamente preparadas, con el fin de describir a la perfección las características de un nuevo modelo, sino que, además, generan miles de comentarios en todo el mundo a través de Facebook, Twitter, vía e-mail, en portales de noticias y todos los medios de comunicación. Apple consiguió que hablen de ella y ahí está la clave de su “publicidad” sin tener que hacer grandes inversiones en avisos.

Las marcas apuestan a envases más chicos para seducir a consumidores con bolsillos más “flacos”

Las subas en transportes y servicios, entre otros, ya se hacen sentir en el presupuesto familiar. Las empresas se percataron de ello pero saben que los argentinos no quieren resignar ciertos “gustitos” y hasta prefieren llevarse algo más pequeño por el mismo precio, a veces, sin darse cuenta

Por Guadalupe Piñeiro Michel – Fuente: iprofesional.com

 Imagen

 

Los cambios en los hábitos de los consumidores vienen evidenciando cierta tendencia a elegir formatos de productos más pequeños a la hora de “llenar el changuito”.

Al mismo tiempo, desde la mirada de las marcas, se trata de una estrategia que les permite la demanda de quienes con “bolsillos más flacos” igualmente quieren llevarse lo que les gusta.

Es que los recientes aumentos de servicios, transportes, cuotas de colegios, cocheras, peajes, impuestos, entre otros aspectos, impactan sobre todas las familias argentinas de un modo u otro.

Por ello, cuidar cada peso resulta clave aunque no siempre es posible resignar ciertos consumos e, incluso, preferencias.

Así las cosas, las promociones han pasado a convertirse en un “bien preciado” propio de estos tiempos en los que se privilegia un “consumo inteligente” y donde los envases más chicos, que se ofrecen en el mercado para diferentes productos, resultan una solución a medida para los clientes.

De esta forma, ellos sienten que pagan un menor precio pero por algo más pequeño aunque, aun así, satisfacen sus necesidades, adquiriendo lo que precisan en la cantidad justa.

Los rubros que más “se achican”
De acuerdo con los expertos consultados por iProfesional.com, en los supermercados es posible encontrar “sorpresas” al revisar la cantidad incluida en los envases de ciertos productos.

Desde Tomadato, Emiliano Schwartz señaló que uno de los principales sectores que apostaron por una reducción en sus envases en las góndolas es el vinculado con los comestibles.

En este sentido, el experto brindó como ejemplos:

• Las galletitas.
• Los lácteos.
• Los aderezos.
• Las salsas.
• Los snacks.
• Las mermeladas.
• Los aceites.

Scwhartz también puntualizó que, dentro de esta gama de productos, el fenómenos de da con más fuerza en algunos que en otros: “Ciertas marcas de galletitas están achicando sus envases y muchos de los snacks bajaron la cantidad de gramos que ofrecen para poder mantener el precio en las góndolas”.

Un caso excepcional, de acuerdo con el experto, es el de los desodorantes que, al menos hasta el momento, parecen mantener sus tamaños de envase habituales.

Los cambios de un consumidor con bolsillos “más flacos”
Una de las principales razones por las cuales las marcas que se venden en los supermercados comienzan a aplicar la estrategia de envases “mini” es la ya conocida situación de “ajuste” por la que deberán atravesar los consumidores argentinos este año, ante las subas que se producen como consecuencia de la quita de subsidios.

Según Schwartz, lo que ocurre es que “las marcas se amalgaman constantemente y se adaptan a las necesidades del mercado porque tienen que acompañar al consumidor”.

En consecuencia, para conocer el por qué del lanzamiento de estos envases de tamaño reducido hay comprender qué características revisten los compradores en la actualidad.

Sobre este punto, destacó que se trata de “un cliente que busca optimizar su bolsillo de modo que no se vean afectados sus consumos”.

Es que el comprador de hoy “busca amortizar sus ingresos mensuales sin tener que resignar su compra”, agregó.

Por otra parte, su comportamiento a la hora de “llenar el changuito” y la frecuencia con que lo hace también se fueron modificando con el tiempo.

En esa línea, el especialista afirmó que los argentinos ya no realizan la “compra del mes”, sino que, generalmente, van al super para adquirir lo necesario cuando lo realmente lo precisan.

“Por eso, aumentan la frecuencia y la cantidad de visitas al supermercado, aunque también sucede porque quieren aprovechar las ofertas del día”, resumió.

El “down-sizing”: bajar la cantidad, para mantener el precio
Según los expertos consultados por iProfesional.com, las marcas están recurriendo a los envases más chicos con el objetivo de “seducir” a los consumidores de “bolsillos ajustados”, en lo posible, sin que perciban que pagan lo mismo por algo más pequeño; es decir, pagan más caro.

Al respecto, Schwartz indicó que esta estrategia, conocidad como down-sizing, “forma parte de los artilugios de las marcas que buscan, de alguna forma, mantener el nivel de precios, sin que el consumidor note el cambio en el packaging”.

El experto advirtió, en este sentido, que se efectúa “una transformación en el paquete, sin afectar la percepción del comprador en el momento en que lo lleva”.

Consultado por iProfesional.com, Diego Gizzi de la consultora Nielsen señaló que el “truco” radica en que, a pesar de la racionalidad que caracteriza en estos tiempos a los consumidores, los mismos recorran las góndolas “en ‘piloto automático’ y no noten la diferencia en el momento”.

En consecuencia, remarcó, las marcas se llevan grandes beneficios.

El especialista advirtió que “en proporción, la firma termina ganando más porque la cuenta final indica que el precio por la cantidad es más alto del que se venía manteniendo”.

Gizzi explicó que “al llevar un paquete más pequeño, gran parte de la población lo hace creyendo que está ahorrando“, aunque paga lo mismo por menos contenido.

Algunos ejemplos de marcas de distintos rubros que modificaron sus envases de esta manera son:

• Yogurísimo, que cambió su envase de 200g. por uno de 185 g.
• Surtido de Bagley, que redujo sus paquetes de galletitas de 500g. a 400g.
• Variedades, de Terrabusi que disminuyeron su contenido de 500g. a 400g.
• Sancor Jogs, que hasta hace poco tenía en las góndolas envases de 200g. y hoy los ofrece de 190g.
• Vívere, con su nueva opción de “concentrado”, que viene en un packaging más reducido.
• Galletitas Merengadas de 300g. a 279g.

Asimismo, también es posible ver en las góndolas que muchas marcas han decidido separar los productos “premium”, de una mayor calidad, de los más envases más económicos.

Las primeras marcas “no” se resignan
Un punto importante en que los expertos coincidieron es que, a pesar de la necesidad de regular los gastos en el super, por el momento, los argentinos no están dispuestos a renunciar a las primeras marcas.

Schwartz indicó que “el consumidor nacional es muy marquista y, si puede comprar marcas, lo va a hacer”.

Y concluyó: “El argentino prefiere pagar lo mismo por menos cantidad que pasarse a una segunda marca”.

Más razones para elegir envases chicos
Otro de los motivos que destacaron los expertos por los cuales se viene acentuando la tendencia de comprar lo que uno quiere pero más chico tiene que ver con ciertos cambios de hábitos de las familias en materia de ingesta de alimentos.

Es que hoy, por diversas cuestiones como seguir una dieta saludable, querer bajar de peso o, contrariamente, darse un “gustito”, que no siempre sigue los patrones de una alimentación equilibrada, se observa que en los hogares argentinos no todos comen lo mismo.

El analista de consumo Fernando Moiguer se refirió a este aspecto y afirmó: “Los cambios en la alimentación son un reflejo de las modificaciones que se dan en la sociedad y hoy se está perdiendo un poco la costumbre de la gran cena familiar en la que ‘comen todos de una olla””.

En consecuencia, para satisfacer a todos los miembros de la familia con un presupuesto más acotado, los envases chicos resultan ideales.

Por otra parte, otro motivo que lleva a consumirlos tiene que ver con el crecimiento de los locales de cercanía, donde está “a mano” lo que necesitan los clientes.

“Lo que ocurre es que se tiende a apostar a los negocios más pequeños y los envases también se acomodan a ello“, agregó Moiguer.

Y apuntó que, en estos casos, “en cada acto de compra, el importe del ticket es menor porque la tentación del consumidor de llevar otros productos también es menor”.

Sin embargo, al final de cuentas y muchas veces sin notarlo, advirtió Moiguer, “el consumidor termina pagando más por gramo”.

 

Primer auto con “airbag” para peatones

Primer auto con “airbag” para peatones

Este modelo no sólo protege al conductor sino a peatones y ciclistas en caso de ser atropellados. El V40 de Volvo incorpora una cámara de video y un sistema de sensores que detecta una posible colisión y que reduce la velocidad

Por iprofesional.com

Imagen

Este auto le puede salvar la vida al conductor y, sobre todo, al peatón. Se trata del primer vehículo con airbag para peatones, una almohadilla guardada en el capó del vehículo que se infla de forma automática en caso de atropellar a una persona

Una de las causas más frecuentes de lesiones a peatones y ciclistas tiene que ver con los golpes que se dan en la cabeza contra el parabrisas del automóvil.

La nueva tecnología, presentada por Volvo en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, mitiga el impacto con el airbag (bolsa de aire).

“El modelo V40 de Volvo es el primer coche que protege a los peatones. No sólo tiene incorporado airbag para el conductor y para el peatón sino una serie de innovaciones tecnológicas como un sensor de obstáculos y un sistema de frenado automático en caso de una colisión”, detalló Lennart Odhner, director de marca de Volvo.

El auto lleva incorporado un radar y una cámara de video para detectar y reconocer a una persona, calcular su velocidad y si hay riesgo de una colisión, detalla BBC Mundo. En caso de que el contacto sea inminente una alarma alerta al conductor para que reaccione. Y si no le da tiempo, el vehículo frena automáticamente.

No obstante, en algunas ocasiones ni siquiera hay tiempo de frenar.

“Los sensores del auto detectan el contacto con las piernas del peatón y automáticamente se infla una bolsa de aire sobre la parte delantera del vehículo con el fin de protegerlo de un golpe contra el parabrisas”, explica Odhner.

Este es el primer modelo de Volvo diseñado por la empresa china Zhejiang Geely Holding Group, que se hizo cargo de la compañía sueca en 2010, destaca BBC Mundo.

Las normas de seguridad exigen que los fabricantes de autos protejan a los peatones. La mayoría de marcas diseñan
capós con mucho espacio entre la chapa y el motor para que el metal pueda doblarse y servir de amortiguador a una posible víctima

La propuesta de Volvo va más allá, incluye un sistema de prevención de un accidente y de reducción del impacto en el peatón, subraya Odhner a BBC Mundo.

Según los voceros de la marca, que fue la primera en introducir el cinturón de seguridad como equipamiento estándaren sus vehículos en 1959, en el 2020 nadie morirá o saldrá gravemente herido si se aplica esta nueva tecnología.

“La principal causa de accidentes es la distracción o falta de atención del conductor. Nuestros desarrollos tecnológicos le dan ojos a los autos. De esta manera sabe cuándo el conductor falla”, explica a la BBC Thomas Broberg, técnico de seguridad de Volvo en Gothenburg.

Cómo atraer a la Generación Y


 

Imagen

La Generación Y da mucha importancia a la flexibilidad laboral y a la conciliación entre la esfera profesional y personal. Esperan que el trabajo les proporcione oportunidades de aprendizaje y desarrollo; que les ofrezca una comunicación abierta y fluida; y que respete su estilo de vida.

Creen más en la colaboración y la toma conjunta de decisiones que en la jerarquía. Son unos firmes defensores de la responsabilidad individual y quieren libertad para tomar decisiones. Por otra parte, representan la diversidad, y también la valoran.

Buscan un entorno de trabajo agradable, que fomente las relaciones sociales. No les asusta la rotación laboral y les motiva escalar posiciones, no porque represente más rango o poder, sino porque implica obtener reconocimiento y mayor capacidad para poner en marcha sus iniciativas.

Son personas emprendedoras y con una gran capacidad para resolver problemas. Por eso valoran positivamente los entornos laborales que impulsan y premian la iniciativa. Se desenvuelven bien en entornos creativos y con las nuevas tecnologías. De hecho, se trata de la primera generación de la historia que ha crecido con ellas. Internet forma parte de sus rutinas vitales y condiciona sus hábitos de vida. Tienen acceso a la información como nunca antes se había dado. Cuando acuden a una entrevista de trabajo, saben lo que quieren y tienen datos de la empresa y del sector.

El responsable de selección debe adaptarse a esta nueva realidad. Los jóvenes de ahora quieren unos objetivos claros, un entorno de trabajo flexible, una valoración por resultados y una remuneración adecuada a su formación y a los objetivos. Es necesario, por tanto, incorporar la innovación, la creatividad y la flexibilidad en las tareas propias de la dirección de personas.

Cómo superar las preguntas “trampa” en una entrevista de trabajo

La experta en Recursos Humanos Joyce Lain Kennedy ofrece diez consejos para responder a preguntas difíciles pero habituales por parte de los selectores

Fuente: iprofesional

Imagen

A pesar de los vuelcos que ha dado el mercado laboral en los últimos tiempos, los métodos de selección no cambian mucho. De hecho, existen preguntas con trampa que se repiten con frecuencia en las entrevistas y para las que se puede preparar una respuesta.

La experta en Recursos Humanos Joyce Lain Kennedy ofrece algunos consejos en el portal AOL Jobs para preparar las respuestas.

En la mayoría de estas preguntas no hay una respuesta buena y una mala, sino que las mejores respuestas son aquellas que te hacen parecer el mejor candidato.

1. ¿Por qué ha estado tanto tiempo sin trabajar? ¿Es porque ha rechazado otras ofertas? El reclutador está buscando si hay algo que falla con usted, si simplemente tuvo mala suerte o hay un problema de actitud.

A partir de ahí pueden derivar también en descubrir por qué fue despedido de su anterior trabajo.

2. Si por el contrario está trabajando, ¿De dónde saca tiempo para hacer las entrevistas? Lo que realmente le están preguntando es si está engañando a su empresa.

Debe dejar claro que lo hace en tu tiempo libre, y puede aprovechar para decir que además, solo selecciona puestos que cree que están hechos a su medida.

Kennedy sugiere que si se propone más entrevistas, pregunte si pueden ser un sábado por la mañana, o un viernes por la tarde si no trabaja.

3. ¿Cómo se ha preparado para esta entrevista? Quieren saber si la oferta es importante para usted, si se ha esforzado para hacer una buena entrevista. De por sentado que ha buscado la empresa en Internet y demuéstrelo con algún dato que recuerde.

4. ¿Conoce a alguien que trabaje en esta empresa? Reconozca o si alguien que trabaja en la compañía le pasó su curriculum a Recursos Humanos.

En cambio, si conoce a una persona pero no tiene nada que ver con su candidatura, menciónela sólo si está seguro que tiene una buena reputación dentro de la empresa.

5. ¿Dónde le gustaría trabajar realmente? ¿Haciendo qué? Lo que están buscando aquí es si se postula a cualquier oferta que encuentra o esta le interesa en especial.

“Nunca, nunca mencione otra empresa o tan siquiera otro puesto”, aconseja Kennedy.

6. ¿Con qué tuvo problemas con sus compañeros o jefes? Desarrolle momentáneamente problemas de memoria para recordarlos. Refleje alguna cosa breve y diga que no recuerda nada más grave.

Nunca se explaye en los detalles de las malas relaciones y muéstrese como una persona que se lleva bien con todo el mundo.

7. ¿Puede describir como solucionó un problema? Es una pregunta muy habitual y tramposa porque casi nunca se nos ocurre en el momento de la entrevista. Es bueno pensarlo antes y remarcar los puntos fuertes de su implicación en la resolución.

8. ¿Puede explicar un error que haya cometido? Una vez más, no de muchos detalles de sus errores.

Según Kennedy, una buena respuesta puede ser explicar algo que hizo con buena voluntad pero que fue mal interpretado, pero sin echarle la culpa a los demás. Esta pregunta también busca ver si el candidato aprende de los errores o repite siempre los mismos.

9. ¿Qué le parece este trabajo en comparación a otros para los que esté seleccionado? Quieren conocer la competencia, si hay alguna empresa que lo tiene en consideración para un puesto importante.

10. ¿Si ganara la lotería, seguiría viniendo a trabajar? Aquí delatará su motivación. La respuesta ideal debería dejar claro que no solo lo hace por dinero, que el trabajo lo realiza y que le gusta cumplir desafíos.

Si se encuentra con alguna pregunta que no está en esta lista, no pierda los papeles. Respire y mire a los ojos del entrevistado mientras le dice que es una muy buena pregunta. Esto le da tiempo para pensar una respuesta que esté a la altura.

Publicado en RRHH. Leave a Comment »

ART: Expertos consideran que debe ampliarse el listado de enfermedades profesionales

El Ministerio de Trabajo acaba de crear una coordinadora de teletrabajo que, entre otras funciones, deberá definir qué padecimientos son propios de la actividad para ser incluidos en la cobertura. Especialistas analizan alcances de problemáticas como el estrés y el daño moral si cambia la normativa

Por Sebastian Albornos

iprofesional

Imagen

El régimen de cobertura de siniestros que establece la Ley de Riesgos de Trabajo (LRT), constituye una de las preocupaciones más importantes de los hombres de negocios.

Ocurre que, desde que en el 2004 la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) emitiera diversos fallos que “hirieron de muerte” a dicho régimen, no alcanza con contratar un seguro para hacer frente a los litigios, dado que, en más de una ocasión, el monto de la reparación que deben afrontar termina excediendo el importe asegurado.

Éste es el caso de las causas “Castillo” -que habilitó la competencia de la justicia provincial-, “Aquino” -donde otorgó a los trabajadores la acción civil en forma acumulativa-, “Llosco” -en que confirmó la posibilidad de la acción civil adicionalmente a la percepción por Ley de Riesgos del Trabajo- y “Milone” -que declaró inconstitucional el pago de indemnizaciones mediante renta periódica.

Ocho años después, uno de los puntos que más preocupantes para los empresarios es el reclamo por enfermedades que no están incluidas en el listado elaborado por el Poder Ejecutivo, como es el caso del estrés -originado como consecuencia de un exceso de tareas-, del mobbing o el de las hernias, por citar apenas unos ejemplos.

Sucede que este listado se mantiene inalterable desde hace 10 años, por lo que los especialistas reclaman una pronta actualización.

Con este objetivo, el Ministerio de Trabajo creó la flamante Coordinación de Teletrabajo que tiene por meta proponer a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) modificaciones a la LRT, de modo de incorporar las nuevas enfermedades y accidentes que se generen como consecuencia de esa actividad.

Y con él, se inició también un debate que propone, no sólo la inclución de la modalidad de teletrabajo, sino otras, de modo de mejorar -aunque sea en parte- el régimen actual.

Hoy existen innumerables dolencias que preocupan y no integran el listado. Sin embargo, los especialistas consultados por iProfesional.com indicaron que su inclusión sin un protocolo que determine la causa podría agravar y poner en crisis cualquier sistema de aseguramiento.

En este sentido, Juan Manuel Minghini, socio del estudio Minghini, Alegría & Asociados, sostuvo que “el problema actual es que cada uno de los sectores interesados en la modificación de la LRT tienen propuestas e intereses diferentes“.

En efecto, mientras las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) pugnan por un sistema más cerrado o de coberturas más limitadas, el sector empresarial pregona uno un poco más abierto. Como contrapartida, los trabajadores exigen un reconocimiento aún más amplio, principalmente en las vías de acceso a la Justicia.

Ampliación del listado
Los expertos consultados por este medio coincidieron en que deben realizarse reformas de manera inmediata.

“El listado actual deja de lado una gran cantidad de afecciones que están vinculadas por el hecho del trabajo. Esto perjudica tanto a los trabajadores, como a los empleadores y las ART”, indicó Minghini y agregó: “Debe ampliarse y reconocerse lo que en la práctica ya es reconocido como enfermedad o accidente laboral“.

Al respecto, Juan Carlos Cerutti, socio del estudio Cerutti – Darago & Asociados, explicó que “el listado ya no incluye ni varices, ni problemas en la columna vertebral derivados de esfuerzos en el trabajo, por lo que quedan afuera también las hernias inguinales, abdominales, de disco, entre otras”.

El problema para el experto es que “las ART responden por el listado, por lo que pueden no responder por los padecimientos no incluidos”.

“Por ende, las empresas deben afrontar reclamos en los tribunales que luego seguramente van a tener sentencia contraria, teniendo gastos de abogados, peritos y el monto que se determine como resarcimiento”, remarcó.

En tanto, Ignacio María Casares, abogado de Gallo & Asociados, aseguró que la ampliación es necesaria “para otorgar seguridad tanto a empleados como a las empresas respecto de la cobertura por parte de las ART“.

“El estrés laboral es un factor de riesgo altísimo, ya que cada vez más son las sentencias que reconocen este daño como hecho del trabajo. Este punto no podrá dejarse de lado al momento de modificar la LRT”, destacó Minghini.

Las sentencias judiciales reconocen ítems no amparados por la normativa vigente, como por ejemplo el daño moral, lucro cesante y pérdida de chance, entre otros. Para los expertos, estos rubros también deberán ser considerados en la futura reforma.

Cerutti destacó que, para el caso de que el listado de enfermedades fuera ampliado, deberían incluirse las enfermedades psicológicas.

“De esta manera, al estar contempladas normativamente, entonces estarían cubiertas por la ART, lo cual sería un alivio para la empresa, ya que previamente a un juicio, el empleado tendría la atención médica correspondiente, por lo cual también tendría una evaluación del riesgo a afrontar”, indicó.

Es decir, habría que contemplar una ley que permita el seguro del empleador contra una reparación integral.

En este punto, Casares advirtió que “en la práctica va a resultar muy difícil distinguir una enfermedad inculpable -no vinculada al trabajo- de una laboral”.

Otras cuestiones importantes
Sin embargo, aún existen otras dos cuestiones clave pendientes de resolución y que mantienen en vilo a todos los hombres de negocios:

  • Una de ellas tiene que ver con la doble vía. Esto es que el dependiente pueda ser resarcido por la ART y, si el monto pagado no cubre sus necesidades, tenga la posibilidad de iniciarle a la compañía una demanda civil para reclamarle un adicional.
  • La otra está vinculada con los accidentes in itínere. Es decir, si el empresario debe hacerse cargo de los accidentes que pudiera sufrir el empleado en su camino al trabajo.

Según Héctor Alejandro García, socio del estudio García, Pérez Boiani & Asociados, este último hecho representa casi un 30% de la siniestralidad laboral en Argentina.

Por ese motivo, indicó que “es muy distorsivo sostenerlo dentro del subsistema de riesgos del trabajo cuando tiene un origen que no se vincula directamente con el mismo”.

Si bien nadie duda de que el empleado debe ser indemnizado por completo, la discusión radica en quién debe enfrentar esa reparación en términos monetarios.

Desde el punto de vista de Juan Manuel Minghini, “el Estado debería ampliar los topes fijados para las coberturas y prestaciones que se le deban prestar al trabajador, cuando el accidente se produzca desde o hacia el trayecto que recorre el empleado desde su lugar de trabajo hasta su domicilio”.

Del mismo modo, García sostuvo que “la ANSES debería afrontar esta contingencia como si fuera una asignación social, como ocurre con la maternidad. Hacer recaer esta situación en las espaldas del empleador o de la ART es desalentador para la generación de empleo y el combate del trabajo clandestino, por estrictas razones de costo laboral nominal”.

“La LRT merece un debate serio y profundo entre los actores sociales (sindicatos, empleadores y Estado) antes de debatirse en el Congreso, en orden al estado de postración en que se encuentra el régimen desde el 2004”, concluyó.

Por su parte, Daniel Ryba, socio de Russell Bedford Argentina, afirmó que el principal desafío apuntará a “disminuir la litigiosidad porque hace muy engorroso el funcionamiento del sistema”.

A modo de ejemplo, mencionó que -si finalmente se incluyen enfermedades profesionales relacionadas al teletrabajo- la norma puede prestarse al fraude porque “es muy difícil probar si en el momento del accidente la persona realmente estaba trabajando o realizando alguna tarea personal”.

“Las empresas deberían declararle a la ART qué empleados trabajan bajo la modalidad de teletrabajo para acotar el riesgo y que la aseguradora pueda evaluarlo al momento de la suscripción”, concluyó Ryba.