Generación Y: conocer sus características ya es un paso importante

Aunque todavía no está lista para tomar el poder, la generación Y ganará en poco tiempo una importancia considerable.

A partir de ahora ese grupo comenzará a llegar en masa al mundo laboral, el consumo y a la vida ciudadana, con lo cual redefinirá, por sus prácticas y su cultura, un universo que, por el momento, no parece decidido a evolucionar en profundidad.

¿En qué se diferencian de los demás?

Están conectados

No en el sentido entendido por la generación X, pero ellos están literalmente conectados, cableados, incluso de manera inalámbrica.

La generación Y creció con los ordenadores, el Internet, los teléfonos celulares, los videojuegos y los reproductores de mp3. Están tan habituados a la web, que es parte de su vida cotidiana, como para sus mayores la televisión.

Son capaces, gracias a cómo usan la tecnología, de funcionar en modo multitarea, viendo la televisión y navegando en Internet al mismo tiempo, por ejemplo, a menos que no estén hablando por teléfono, enviando SMS y escuchando música.

La multitarea es seguramente una de sus características distintivas.

La televisión no es más la reina de los medios Por supuesto, aunque existen muchos totalmente obsesionados por una serie televisiva, esta generación mira bastante menos la televisión que la anterior. En su lugar, la generación Y dedica más tiempo a navegar por la red y a utilizar una multitud de otros aparatos, como el iPod o el Xbox, o peor aún (al menos con respecto a la televisión) cuando la encienden, con frecuencia, es apenas un ruido de fondo.

Les da igual la publicidad y se interesan en lo que piensan sus amigos

Como están todo el tiempo zambullidos en los medios, sea en línea o no, la generación Y está asediada por el marketing, pero cuando deben tomar una decisión, consultan a sus amigos.

La generación Y tiende a confiar más en su red social y sus recomendaciones que en el marketing y la publicidad. Reaccionan más bien “al humor, la ironía y la verdad al desnudo”.

Además, no confían para nada en la publicidad, lo que ha llevado a muchos publicistas a buscar otro modo de atraerlos, pero lo peor es que no guardan fidelidad a una marca, destruyendo así conceptos de marketing como el ciclo de adquisición y la fidelización del cliente.

El trabajo no es su vida

No se trata tanto de que no quieran trabajar como que su vida no es eso. Después de haber visto a sus mayores matarse trabajando sin haber cosechado siempre los frutos, esta actitud no es sorprendente. El trabajo no es su identidad, sino apenas un espacio y un tiempo definidos en su existencia.

La generación Y entiende que una empresa debería hacer concesiones como permitirles trabajar donde quieran, adaptarse a sus horarios, aceptar una comunicación más relajada y menos jerarquizada en el seno de la organización, así como ofrecerles un entorno laboral más entretenido.

Pocas empresas están en disposición de brindar todo eso y los cambios que les exigen a los integrantes de la generación Y para entrar a ellas con frecuencia no son realistas.

Su sentido de la jerarquía es diferente

Ellos no seguirán ciegamente las órdenes porque usted es el jefe.

Necesitan ser sistemáticamente convencidos antes de ejecutar algo y no paran de cuestionarse la jerarquía ante cada decisión.

No es una insubordinación, sino un cambio en la percepción de la jerarquía, así como un desafío para la dirección, que debe adaptarse so pena de ver la sacrosanta productividad caer debido a la absoluta desmotivación de sus empleados.

La autoridad, dentro de los sistemas sociales donde se desenvuelven día a día, está determinada en gran medida por el reconocimiento a la competencia de un líder, y no al simple hecho de la posición en un organigrama.

Otra actualidad y otra política

La generación Y, al contrario de lo que sus mayores les gusta creer, es sensible a la política (no a la de sus mayores, ciertamente), a los problemas sociales y ecológicos (que enfrentarán en su vida) y su implicación militante a través de Internet está en pleno crecimiento, dando nacimiento a una nueva forma de militancia.

Leen mucho sobre la actualidad, pero no en los periódicos, lo que explica en gran medida la crisis de la prensa, habituada al monopolio en la difusión de la información. En muchos países (para no decir en la mayoría) sus confianza en los medios es muy baja, lo que los ha empujado a informarse por otra vía, y para los más aguerridos entre ellos a tomar partido —solos o en colectivo— en lo que era antes el trabajo de los periodistas: la verificación de las fuentes y de los conflictos de intereses potenciales del medio que les habla.

La tecnología y la generación Y

Porque ha crecido con Internet, la generación Y es el motor principal de la evolución de la web y modela su futuro. Lo que ella espera de la web será la web del mañana. Cuando un servicio es utilizado en masa por esta generación, se estima por lo general que tendrá un éxito global, en gran parte porque las fronteras culturales no son las mismas al interior de este grupo demográfico, pero también porque ella representa un segmento creciente de los usuarios de Internet en edad de ser rentabilizados. Las raras excepciones de esta regla (como Twitter) provocan abismos de perplejidad en los especialistas, mas el sueño de todo servicio que aspira a tener un éxito mundial es impactar rápidamente a la generación Y para probar su potencial.

La socialización por encima de todo, pero bajo control

La generación Y piensa que la vida privada es un problema de viejos estúpidos (es una cita), 54 por ciento han utilizado MySpace, Facebook u otra red social, y la mayoría ha aprendido de la peor manera que publicar cualquier cosa en línea puede virarse contra ellos violentamente.

Con la edad se han dado cuenta que bloguear el más mínimo suceso de sus vidas o publicar fotos un poco embarazosas podría acarrearles un problema cuando busquen trabajo, y se interesan de manera creciente en la gestión de la vida privada en las redes sociales. Administran cada vez con más tino sus redes sociales, teniendo cuidado de no incluir a sus padres o a sus jefes, por ejemplo, si bien continúan apareciendo anécdotas picantes sobre los malentendidos relacionados con una mala gestión de su vida privada.

El intercambio es sinónimo de poder para esta generación, no importa lo que se comparta: conocimiento, enlaces, habilidades o música, en un entorno privado o profesional.

El poder se adquiere por el intercambio allí donde el hecho de poseer sin compartir está ligado al poder de las viejas generaciones, que vivieron en una economía de la escasez y no entienden nada de la economía de la abundancia inherente a lo digital.

El marketing debe cambiar

La generación Y conoce bien a los medios y su funcionamiento, es perfectamente consciente de ser la diana del marketing y sabe decodificar los mensajes.

Las marcas que los impactarán en el futuro serán aquellas capaces de establecer un diálogo, admitir sus errores y hacerse más transparentes (existe excepciones notables, valga la aclaración).

Los sitios web de las empresas que atraerán a esta generación se parecerán mañana a los sitios comunitarios de hoy, y la transformación es infinitamente más compleja que añadir simples comentarios y un blog.

La red social se convertirá en algo normal en esas empresas, los blogs un medio corriente de interactuar con su clientela, el centro de llamadas cosa del pasado, reservada a los ancianos.

Los medios para mantenerse en contacto con esta generación deberán evolucionar continuamente a fin de estar a la altura de los usos, en constante revolución.

En ciertas empresas, como Microsoft, una gran cantidad de empleados bloguea, asegurando así la relación entre la sociedad y sus clientes, y permitiendo a estos últimos encontrar un interlocutor más apto para responder a sus expectativas que un operador telefónico en un centro de llamadas del otro lado del mundo.

En muchas sociedades cuyo departamento de informática se aferra a una tecnología anacrónica (en términos de uso), los más jóvenes no dudarán en eludir las herramientas impuestas para emplear las suyas, a riesgo de generar ganancias de productividad que la empresa no será capaz de explicar y mucho menos de generalizar.

Pasan de un tema a otro con una facilidad desconcertante, y no, no es un drama o el fin de la inteligencia, es que son simplemente diferentes. Habrá que adaptarse como los medios y el mundo laboral lo hicieron antes a las transformaciones también radicales de las generaciones anteriores.

Pegada al móvil

El móvil será el rey

La generación Y está pegada a su teléfono móvil. Esta generación usa el móvil para socializar y de una forma muy diferente a la de sus usos sociales en la PC. Steve Ives, le PDG de Taptu, en un libro blanco titulado “Hacer social la búsqueda: liberar la búsqueda para la generación móvil” escribía en conclusión que “…la generación Y, que aprecia el móvil como una herramienta de socialización en primer lugar y accesoriamente de información, no usa la búsqueda en los celulares como esperábamos, pero la utilizará para acceder a las redes sociales”.

Facebook no se equivocó e invirtió mucho esfuerzo en sus aplicaciones móviles. Muchos —yo entre ellos— creen que Facebook, mediante la adquisición de Friendfeed, ha iniciado una guerra no contra Twitter, sino contra Google.

El arma de esta contienda será sin dudas el teléfono móvil y los soldados saldrán de la generación Y. Al final… Ignorar la voz de la generación Y es algo no exento de peligros. Sea para un gobierno o una empresa, esto significa dar las espaldas a su futuro y arriesgarse a una confrontación de la cual no se puede salir vencedor.

Si usted pretende venderles un producto, reclutarlos o atraer sus votos, tendrá que transformarse según sus usos y su cultura, los cuales son radicalmente diferentes.

Tratar de forzarlos a adoptar la cultura de sus ancestros no tiene más posibilidades de éxito que haber intentado obligar a los niños de los años 70 a ponerse uniforme en la escuela. Los que han probado, han fracasado. Aún es tiempo de acogerlos más que de enfrentarlos, porque no importa lo que usted haga, el mundo les pertenece.

Traducción del artículo La génération Y va tout changer, de Sarah Perez et Fabrice Epelboin.

Fuente: http://connexion20.wordpress.com/2009/09/22/la-generacion-y-va-a-cambiarlo-todo/

Publicado en RRHH. Leave a Comment »

Motivación del personal: 7 puntos fundamentales para lograrla

Motivar a otras personas es la tarea administrativa más importante que existe.

Motivar implica la habilidad para comunicar, desafiar, fomentar, involucrarse, delegar, desarrollar y entrenar, así como informar, resumir, ofrecer una recompensa justa.

Cuando se premia un comportamiento positivo, se recibe mucho más de él.

Vivimos en un mundo cada vez más complejo, donde tenemos a disposición la más refinada tecnología. Sin embargo, el mundo real donde todos trabajamos es, evidentemente, un mundo de personas.

Lo que determina que el éxito nos llega a través de las personas que administramos. La motivación consiste en convencer a alguien que debe hacer algo porque él quiere hacerlo.

7 puntos que no hay que olvidar al hablar de la motivación

1. Tenemos que sentirnos motivados para poder motivar

No es posible motivar a otras personas si no estamos motivados.

¿Con qué tipo de jefe quisieras trabajar? Un jefe pesimista, prepotente, reprimido o un jefe que llega al trabajo antes que nadie, que es entusiasta, positivo, que siempre tiene alguna noticia para comunicarte, que es leal y enseña con su propio ejemplo.

2. La motivación requiere una meta

Es imposible que cualquier individuo, o de hecho cualquier equipo o grupo de personas, sea motivado sin una meta clara y específica. Sin metas no hay propósito.

3. La motivación ya establecido, no es eterna

Ni la motivación, ni los sentimientos cordiales perduran.

La motivación es y debe ser un proceso continuo.

No es una vacuna.

Debemos aceptar que el solo hecho de que un individuo esté motivado el día de hoy, no significa que estará motivado mañana.

4. La motivación requiere de reconocimiento

Muchas personas se esforzarán más para ser reconocidos que para cualquier otra cosa en la vida.

Hay que empezar a reconocer los logros del personal, nunca es tarde y no interesa la forma, lo importante es no olvidarse de ninguno de los que merecen tener un reconocimiento.

5. La participación es motivación

Cuando las personas sienten que forman parte de un proyecto, su nivel de motivación es mucho mayor.

Cuando se logra involucrar a la gente se logra un grupo o equipo de gente más motivado.

Muchos jefes no comparten sus planes , metas y objetivos con los empleados a su cargo y no dejan que la gente experimente un espíritu pionero.

6. Ver el progreso motiva

Cuando la gente ve que progresa, avanza y logra metas, se motiva.

Los logros hacen que las personas mantengan una actitud positiva.

7. Crear un ambiente de equipo

El ambiente debe ser bueno.

Los siguientes ocho consejos sirven para crear el ambiente adecuado, para que el equipo se motive de una manera natural.

Establecer una visión

La visión nos permite saber adonde vamos y debe ser compartida con todo el personal.

Una misión en común

Debe haber una misión en común, un objetivo, o hasta una causa por la cual luchar.

La misión común debe interesar al equipo de personas en cuestión, no sirve de nada fijar una meta que solo estimule al jefe o gerente.

Condiciones positivas de trabajo y un equipo positivo

Para ello el ambiente de trabajo debe estar limpio y ordenado, y debe ser cómodo.

La gente debe estar orgullosa del lugar donde trabaja.

Si la comunicación es negativa, es absolutamente seguro que el equipo nunca será productivo.

Es responsabilidad del líder del equipo, impedir que la comunicación negativa se convierta en un mal contagioso.

La cultura de las prioridades

Para un equipo motivado es fundamental que todos sus miembros sepan cuáles son sus prioridades individuales mientras trabajan hacia el objetivo del equipo.

Recordar al individuo

El significado del individuo es importante, aun cuando las personas formen parte de un equipo.

Deben sentir individualmente que han recibido un tratamiento justo, ser reconocidos por sus logros, sentir que el papel que juegan contribuye con la meta y por sobre todo sentir que son respetados por sus jefes y gerentes.

Compartir el éxito

Los integrantes del equipo deben poder compartir los premios del éxito.

Liderazgo motivador

El respeto se gana y nunca puede ser exigido.

Los líderes son juzgados más por lo hecho que por lo dicho.

 Tomar un descanso juntos

Vale la pena que los empleados salgan como grupo.

Cuando se lleva el equipo a un curso, a visitar una exposición o en viaje de placer; se logran unir más y crece el sentimiento de pertenencia.

Ing. Gustavo F. Cabeza gfcabeza@arnet.com.ar

Publicado en RRHH. Etiquetas: . 2 Comments »

Empresas Familiares Sucesión: sugerencias para asegurar la permanencia exitosa

Fundar una empresa exitosa involucra muchos elementos interesantes. Desde el temperamento y carácter del fundador o fundadora, hasta el momento y la oportunidad de mercado detectada, muchas veces, por intuición o suerte.

Sin embargo, hacer que la empresa perdure y sea exitosa a lo largo de varias generaciones, es resultado de un plan cuidadosamente elaborado desde la madurez del liderazgo. Requiere cabeza fría y visión de futuro.

La receta probada para lograr este gran objetivo, es profesionalizar al negocio.

Dicho en palabras sencillas, la profesionalización consiste en establecer las estructuras, políticas y sistemas que aseguren el funcionamiento exitoso de la empresa sin la dirección operativa del fundador.

Charles Handy, uno de los principales pensadores y filósofos de negocios del mundo, habla de la cultura tipo Zeus o Club. Donde el líder ha desarrollado toda la estructura de su negocio en torno suyo como la mejor forma de controlar y ejercer el poder. El principal problema que enfrenta esta cultura, es que la empresa desaparece cuando Zeus se retira o se muere.

Si usted ve a su negocio como su principal legado para el futuro, entonces lea con cuidado estos nueve puntos que lo orientarán para garantizar que su obra perdure y permanezca con éxito, manteniendo unida a su familia.

9 Consejos para consolidar su empresa familiar

1. Prepárese para dejar el poder. Dicen que los empresarios retirados son como hojas de árbol mojadas. Se les hace la comida de despedida el viernes y… al lunes siguiente aparecen por la empresa a la misma hora que siempre, pero vestidos con ropa informal y cuestionando todas las decisiones de su sucesor.

Que no le pase esto. Piense que la mejor prueba de que es usted una o un gran empresario, es cuando el negocio funciona bien sin usted. Haga un plan de vida alternativo, visualice actividades placenteras, retadoras o divertidas fuera de su empresa.

Establezca un plazo razonable para separarse de la dirección de la empresa. No hay una regla o receta infalible.

2. Desarrolle estructuras que sostengan a su empresa. Una característica común de las empresas familiares es la ausencia de estructuras formales y sistemas confiables a nivel interno.

De hecho, la mayoría han ido creciendo de manera reactiva. Las demandas del mercado crecen, las ventas crecen, la empresa crece. Habitualmente, otros parientes se suman a las filas del negocio; pero como llegan a tapar huecos, sus actividades se estructuran de manera intuitiva y se les otorga un puesto casi honorífico. Por eso dicen que en las empresas familiares sobren jefes y faltan indios.

Cambie la tradición. Haga el esfuerzo por desarrollar estructuras que ayuden a darle a su empresa solidez y permanencia. Un ejemplo es la institución de un Consejo de Administración que ayude a la Dirección General a conducir el negocio. Pero no se quede ahí. Es importante desarrollar manuales de organización, políticas, registro de procedimientos y cualquier otra herramienta que facilite la conducción de las áreas estratégicas de su empresa cuando un colaborador ascienda o se cambie de trabajo. Enfocarse en el desarrollo de sistemas y estructuras facilitará la permanencia del negocio.

3. Concéntrese en entender mejor al mercado. Dicen que la paradoja de las empresas y las personas es que casi siempre su principal fortaleza, a la larga, también se convierte en su principal debilidad. La comprensión del mercado es un buen ejemplo de esto.

Cuando su empresa depende de usted, sus relaciones y su carisma, entonces es claro una de las principales fortalezas del negocio es usted y su conocimiento del mercado. Sin embargo, qué pasará el día que usted no pueda atender a todos los clientes, o que cambien sus contactos con ellos. ¿Quién tiene la sensibilidad del mercado como para mantener vigente a su negocio?

Procure establecer un sistema de monitoreo del mercado que le permita primero entenderlo y después anticiparlo. Valore la innovación, intente nuevos caminos y se tan diferente de su competencia como pueda.

4. Traiga talento externo a los puestos correctos. La habilidad de un líder no es saber de todo; sino rodearse de especialistas que cubran con éxito sus carencias y dirigirlos con éxito a alcanzar los resultados esperados.

Atraer talento externo a las empresas familiares es muy difícil, sobre todo si son empresas pequeñas. Sin embargo, siempre existen mecanismos que pueden volver atractivo un empleo en la empresa familiar, sin necesidad de entregar acciones del negocio a cambio.

También es fundamental que ese talento externo llegue a los puestos correctos; es decir, aquellos que son importantes más no estratégicos. Si de acuerdo con su criterio, los puestos de Dirección General y Finanzas, por decir algunos, son exclusivos para miembros de la familia, entonces contrate buenos gerentes y premie con bonos su permanencia y productividad.

5. Separe a su empresa de la familia y viceversa. Relacionado con el punto anterior, tenga cuidado de entregar puestos estratégicos a alguno de sus familiares sólo por el hecho de ser familia. Recuerde, el negocio es primero. Seamos serios, que su cuñado sea muy divertido en las reuniones, no lo califica para ser el Gerente de Ventas. Tampoco que su hermana se haya divorciado es suficiente motivo para convertirla en Gerente de Personal.

Si va a cubrir algún puesto clave con algún familiar, pídale que cumpla con los requisitos de evaluación para el puesto, como si fuera un externo. Un cliente mío y gran amigo, contrató a su primo como Gerente de Ventas, pues estaba sin trabajo y los unía una gran amistad. Dos años después, acumular fracaso tras fracaso, finalmente lo despidió. Perdió a un buen primo, a un gran amigo y a un pésimo gerente de ventas.

6. Haga que el pastel crezca. Su empresa no es un multifamiliar. Tenga cuidado, pues no existe obligación que usted le dé trabajo a toda su familia directa y política.

Hay muchas empresas que quebraron por exceso de colaboradores. Fije un límite al número de parientes que pueden trabajar directamente en el negocio y establezca reglas claras de cómo participar en la empresa.

Piense en hacer más grande el pastel. Si se acabaron los puestos y sobran parientes, desarrolle negocios paralelos al suyo. Conviértase en su propio proveedor, o distribuidor; funde una empresa que dé abasto al negocio principal y coloque ahí a sus parientes.

Recuerde, por más grande que sea el pastel, siempre tiene un límite. Haga que el pastel crezca, en lugar de hacer rebanadas más pequeñas.

7. Cuidado con la cobranza. Le parecerá muy obvio, pero es uno de los principales problemas de las empresas familiares pequeñas. La necesidad de pedidos y ventas a veces les hace aceptar clientes demasiado grandes que ponen reglas muy estrictas a sus relaciones comerciales.

Desarrolle una política de ventas, crédito y cobranza consistente con el tamaño de su negocio y luego haga proyecciones para el crecimiento. Recuerde que las ventas no se hacen al levantar el pedido, sino al cobrar su factura.

8. Aprenda de finanzas. Antes de que salga disparado a tomar un curso o una maestría en finanzas, déjeme explicarle. Los negocios funcionan porque multiplican el dinero, el suyo, no el de los demás. Eso se logra con los principios financieros.

Identifique cuáles son los principales indicadores financieros para su negocio, entiéndalos y aprenda a interpretar lo que le dicen.

No es tan complicado. Piense en el tablero de su automóvil. Con unos cuantos indicadores usted es capaz de decidir un viaje de 1,000 kilómetros en sólo unos minutos. Por supuesto, intervienen muchas cosas: El conocimiento que tiene usted de su coche, el servicio de mantenimiento, el estado de las llantas, etc. Pero el tablero de control le informa la velocidad, la gasolina, la temperatura, el estado general del motor, etc. Son seis o siete datos con los que usted puede tomar una decisión razonablemente confiable.

Con las finanzas de su negocio es lo mismo. Si usted se concentra en atender a aquellos indicadores básicos del negocio, tendrá una buena sensibilidad del estado real de las finanzas de su empresa y podrá tomar decisiones con menor riesgo y más conocimiento de causa. Cuando dicen que “el dinero habla”, también significa que le habla a usted, Aprenda el lenguaje de las finanzas y sáquele más jugo al negocio.

9. Seleccione y prepare a su sucesor. Sabemos que es una tarea difícil, pero necesaria. Recuerde que su sucesor tendrá la difícil tarea de conducir el negocio y mantener unida a la familia. Apóyese con un consultor externo, o con alguien que no tenga un interés concreto en su negocio.

Aléjese de las creencias populares, no necesariamente es el primogénito, A veces ni siquiera es un hijo, a veces es un yerno, un sobrino o una hermana. Piense que una vez que le entregue la responsabilidad, el único mecanismo de control será su Consejo de Administración.

Hágalo con cuidado y mucha suerte.

Fuente:  www.ideasparapymes.com

Misión, visión y valores: La prioridad es decidir adonde vamos.

El que no sabe adonde va, llega a cualquier parte y se sorprende de haber llegado a ese extraño lugar.

Como ir a un lugar no es una decisión gratuita ni muchas veces fácil, se posterga o no se enfrenta en absoluto.

¿Qué se necesita analizar para decidir adonde vamos como organización?

  • Establecer lo que se quiere.
  • Con qué medios se cuenta.
  • Los tiempos que se usarán.

La decisión de la determinación de una visión en la organización conlleva acuerdos con otros, hacer presupuestos y por sobre todo correr riesgos.

Dos recomendaciones muy importantes para la definición de la visión de la empresa.

  1. No plantearse metas absurdas.
  2. Disponer los medios necesarios para lograr las metas propuestas.

Una vez que hemos decidido adonde queremos ir, sino aportamos los elementos necesarios será muy claro que nos estamos equivocando.

“Quien dice que quiere ser el mejor, podrá sin duda estar entre los mejores si aplica el tiempo y el esfuerzo necesarios para llegar a ese nivel”

La visión no es un mecanismo técnico, no es un aparato ni un procedimiento que debemos seguir. La visión es un sueño, el único sueño que no puede ser soñado por otra organización que no sea la nuestra y el sueño de lo que la empresa quiere ser.

Se recomienda que la visión sea compartida, revisada y consensuada con todos los integrantes de la organización.

No cometamos el error de definirla puertas para adentro y luego empapelar toda la organización con declaraciones extensas, complejas y que nuestra gente no comparte.

Una vez definida la visión es siguiente punto es llevarla a tierra, para lo que se necesita comparar cada uno de sus punto con la realidad que vivimos.

Ahora tenemos la visión, la realidad y con ello definimos la brecha entre ambas.

Lo que nos queda es definir que camino tomaremos (estrategia) para ir reduciendo o eliminando esas brechas.

Estaremos definiendo así los objetivos anuales que nos encaminan al logro de nuestra visión, nuestro sueño organizacional.

En resumen es recomendable:

  • Soñar una visión
  • Compartirla con los demás integrantes de la organización
  • Llegar a un acuerdo con ellos
  • Analizar la realidad actual
  • Determinar las brechas
  • Definir los caminos que tomaremos (estrategias)
  • Y por fin acordar los objetivos que cada año nos acercarán a esa visión

Para reflexionar:

¿Qué sería peor que nacer ciego? Tener la vista pero no tener visión.

Ing. Gustavo F. Cabeza gfcabeza@arnet.com.ar

Ergonomía: orden y la limpieza en el lugar de trabajo para mejorar las condiciones ergonómicas

El orden y la limpieza nos permiten trabajar más cómodos, minimizar los tiempos de búsqueda y evitar movimientos inútiles. Analizado de esta forma el orden y la limpieza es un prerrequisito para la mejora de la ergonomía en el puesto de trabajo.

5 sencillos pasos para lograr orden y limpieza

Paso 1, primer día: retirar del puesto de trabajo los elementos que no son necesarios.

Lema: “Eliminar lo que no nos sirve, devolver lo que no nos pertenece”

Paso 2, segundo día: ordenar los elementos que usamos, definir un lugar de fácil acceso para las que usamos más frecuentemente y un lugar más alejado para las que usamos esporádicamente.

Lema: “Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio”

Paso 3, tercer día: limpiar a fondo y desinfectar nuestro ambiente de trabajo.

Lema: “Hagamos de nuestro lugar de trabajo un ambiente limpio y saludable”

 Paso 4, cuarto día: mantener lo que logramos en los tres primeros pasos.

Lema: “Nuestro mejor aliado, la constancia en el propósito”

 Paso 5, quinto día: practicar el orden y la limpieza en todos los ámbitos en que actuamos (la casa, la escuela, el club, la plaza, etc.) y ayudemos a que otros nos acompañen en esta iniciativa.

Lema: “Compartamos con nuestros amigos los buenos hábitos”

 Hemos aplicado este sistema en muchas empresas y les aseguro que es sencillo y funciona.

Ing. Gustavo F. Cabeza gfcabeza@arnet.com.ar

EJERCICIOS ERGONÓMICOS – TRABAJO ESTÁTICO

El ser humano no ha sido concebido para permanecer en posiciones estáticas durante mucho tiempo.

El ser humano está hecho para el movimiento por lo que es necesario incorporarlo a la rutina general.

De las 16 horas que permanecemos despiertos, 8 estamos en nuestros puestos de trabajo, de ahí la importancia de que el puesto de trabajo nos permita estar en él de la forma más confortable posible.

Los músculos necesitan contraerse y relajarse para recibir oxígeno y nutrientes. Cuando permanecen estáticos se acumulan en ellos deshechos tóxicos que contribuyen a la fatiga.

Las lesiones más comunes en puestos sedentarios se dan en cuello y hombros. En las piernas disminuye el retorno venoso, que puede producir molestias.

Es importante integrar movimientos al trabajo estático, por ejemplo, levantarse de la silla y caminar; además de mantener un perfecto ajuste del entorno laboral.

Para los puestos administrativos se recomiendan los ejercicios que muestra este video para evitar lesiones posturales.

Ing. Gustavo F. Cabeza – gfcabeza@gmail.com

ERGONOMÍA: CIENCIA AL SERVICIO DEL TRABAJADOR

 Te invito a ver este video muy interesante sobre la importancia de la ergonomía en el puesto de trabajo.

 Analiza tu puesto de trabajo desde el punto de vista de la ergonomía y determina mejoras para evitar lesiones posturales.

 Luego de ver el video recorre los lugares de trabajo y obsérvalos desde la óptica de la adaptación de los puestos de trabajo al trabajador.

 Es común observar en las empresas puestos de trabajo estandarizados asociados a trabajadores de diferente talla, escritorios cargados de materiales innecesarios y desordenados, sillas incómodas, sin apoyo de cinco puntos y sin regulación en altura.

 Enumera las anomalías y realiza las correcciones pertinentes.

 En muchas oportunidades se ha logrado una corrección ergonómica con sólo utilizar un par de tacos de madera para elevar la mesa de trabajo.

 Ing. Gustavo F. Cabeza – gfcabeza@gmail.com